Sátira

Una sátira es cualquier texto cuyo objetivo sea poner en ridículo una forma de ser, comportarse o pensar; para provocar risa o complicidad, y, finalmente, modificar la conducta del lector.

Ejemplo de sátira:

“Escucha mi consejo cariñoso.
Jamás fué del Egipto conocido
Número de langostas tan copioso,
Como en París se ven hoy zaragates,
Que se llaman autores, siendo orates.
Sobre las piezas nuevas disertando
Forman otras mas malas, detestables,
Mútuamente se estan siempre atacando
Con saña y con furor inexorables;”

(“El pobre diablo”, de Voltaire)

La sátira también puede ser un género literario, que se caracteriza por ser un poema narrativo o descriptivo y estar escrito en verso, y con el que se busca ridiculizar algo.

En todos los casos, la sátira ocurre cuando el autor expone un tema mediante la burla. Por lo tanto, cualquier texto en el que se realiza una ironía sobre una persona, un tipo social o una manera de ser es una sátira.

Características de la sátira

Las principales características de la sátira son:

  • Forma. La sátira puede estar escrita en verso, prosa o ser una mezcla de ambas. Además, puede formar parte de poemas, obras de teatro, cuentos, leyendas y novelas. Suele incluir distintas figuras retóricas, como la caricatura, la hipérbole, la comparación y la analogía.
  • Contenido. La sátira puede tratar sobre comportamientos, formas de ser, ideologías, posturas políticas, personas específicas o grupos sociales.
  • Finalidad. La finalidad de la sátira es ironizar sobre un tema para transmitir un mensaje moralizador que modifique la manera de comportarse, de pensar o de ser del público.

Ejemplos de sátira

  1. Fragmento de “Procesión. A Felipe IV, recién heredado”, de Conde de Villamediana

“¡Dilín, dilón
que pasa la procesión! 
No será sin gran concierto,
viendo hurtar tan excesivo,
remedie Felipe el vivo
lo que no remedió el muerto.
Todos tengan por muy cierto
que no ha de quedar ladrón
que no salga en el padrón
que hoy hace Felipe cuarto,
viéndose así, sin un cuarto,
y otros con casa y torreón.
¡Dilín, dilón!”

  1. Fragmento de “Sátira III”, de Horacio

“Es de todo cantor vieja manía,
Si le ruegan cantar, no abrir la boca,
Ni cerrarla si nadie le provoca.
Esto al sardo Tiberio sucedía;
Y César mismo nada alcanzaría,
Aunque por la amistad se lo rogara.
Con que su padre y él siempre lo honrará.
Más si ganas le entraban al bellaco,
Y a entonar empezaba el Salve Baco,
Seguía hasta acabado ya el banquete,
Ora por bajo, ora por falsete”.

  1. Fragmento de Libro I, de Cayo Lucilio

“Tú, Albucio, preferiste ser tenido por griego antes que por romano y sabino, munícipe de los centuriones de Poncio y Tritano, hombres ilustres y primeros alféreces del pueblo, y por tanto en Atenas, al acercarte a mí, te saludo en griego como tú preferiste, (...) Tito. ¡Y los licores, la cohorte entre y el coro entero, Tito! agregaron. Desde entonces Albucio es mi enemigo declarado”.

  1. Fragmento de “Sátira I”, de Juvenal

“Cansados ya los míseros clientes,
Y la esperanza de cenar perdida,
El atrio dejan ¡triste desengaño!
Si ha de comer el infeliz, es fuerza
Que afloje el bolso y compre leña y berza,
En tanto lo mejor de selva y mares
El rey de estos famélicos devora,
Entre desiertos lechos,
Antiguas mesas anchas, singulares
Por su fina labor, él atesora
De tantas basta una
Para engullir él solo su fortuna”.

  1. Fragmento de “Sátira V”, de Ignacio Arellano

“Culpa el valiente a su espada
en una y otra pendencia,
siendo él quien hizo la ausencia
y su espada la quedada;
luego del arnés trenzada
la cabeza hasta los pies,
se va con su doña Inés
a curarse las heridas”.

Origen de la sátira

El origen de la sátira es incierto, puesto que pudo haber surgido en la antigua Grecia o la antigua Roma. Por un lado, se cree que el primer autor en producir este tipo de texto fue el griego Menipo de Gádara en el siglo III a. C. Este tipo de sátira, denominada sátira menipea, se escribía en prosa, buscaba mostrar la hipocresía con mirada burlesca y filosófica, tenía un contenido fantasioso y fue el modelo para otros autores, como Luciano de Samosata y Séneca.

Por otro lado, se cree que el primer escritor de sátiras fue el romano Cayo Lucilio y que el objetivo de sus escritos era criticar a la sociedad y a sus contemporáneos. Este tipo de sátira se escribía en verso y fue cultivado por otros autores romanos, como Horacio, Persio y Juvenal.

Sigue con:

Ejercicios: sátira

Referencias

  • Llera, J. A. (1999). Prolegómenos para una teoría de la sátira. Tropelías: revista de teoría de la literatura y literatura comparada, (9-10), 281-293.
  • Llera, J. A. (2004). Recorrido etimológico y lexicográfico por la voz sátira. Laurel. Revista de filología, (7-8), 145-152.
  • Munguía Zatarain, M. E. y Gidi Blanchet, C. E. (2015). Sátira. En Diccionario Español de Términos Literarios Internacionales. http://www.proyectos.cchs.csic.es/
  • Rest, J. (1991). Conceptos de literatura moderna. CEAL.

Cómo citar

"Sátira". Autor: Carla Giani. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/satira/. Última edición: febrero 29, 2024. Consultado: abril 9, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Carla Giani

Profesora en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Revisado por: Inés Iraeta

Licenciada en Comunicación Periodística (Universidad Católica Argentina)

Última edición: febrero 29, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)