Fábula

Una fábula es un texto narrativo de corta extensión en el que se cuenta una historia protagonizada por animales o seres personificados y que tiene una enseñanza moral.

Ejemplos de fábula:

  • El león y el ratón
  • La liebre y la tortuga
  • Los hijos desunidos

Las fábulas pertenecen al género didáctico, puesto que transmiten moralejas, es decir, conclusiones que se desprenden de la trama y que sirven para criticar un mal comportamiento o para elogiar una virtud.

El origen de la fábula es incierto, pero se sabe que estos relatos se narraban en India, Mesopotamia, Egipto, China y Japón en la Edad Antigua. También hay registro de que circulaban de manera oral en Grecia en los siglos VII y VI a. C. y de que fueron puestos por escrito en el siglo IV a. C. Además, fueron retomados y producidos en distintas épocas y movimientos, como la antigua Roma, la Edad Media, el Renacimiento y el Neoclasicismo.

Importante: No se debe confundirla fábula con el mito. Si bien ambas son historias de tradición oral, el mito narra historias de dioses y héroes, en cambio, la fábula relata tramas protagonizadas por animales, seres personificados o humanos comunes.

Características de la fábula

Las principales características de la fábula son:

  • Temas. Los temas de la fábula están relacionados con la moral y la ética, puesto que se representan escenas en las que se manifiesta un vicio, como la codicia, la envidia y el engaño, o una virtud, como la empatía, la bondad y el ingenio.
  • Personajes. Los personajes son animales, objetos u otros seres personificados, es decir, que adquieren características típicas de los humanos, como el habla. En algunos casos, pueden ser hombres o mujeres. Además, suelen ser antagónicos, puesto que uno representa un vicio y el otro, una virtud.
  • Estructura. Las fábulas están escritas en verso o en prosa, siempre son breves y pueden estar contadas por un narrador o en forma de diálogo.
  • Objetivo. El objetivo de las fábulas es educar moralmente, dado que se reprueban algunas maneras de ser o de comportarse, o se aprueban otras.
  • Principales autores. Muchas fábulas son anónimas, puesto que comenzaron siendo narraciones populares de transmisión oral. Sin embargo, desde la antigua Grecia hasta el presente, hubo distintos autores que escribieron este tipo de relato, como Esopo, Fedro, Babrio, Flavio Aviano, Jean de La Fontaine y Augusto Monterroso.

Partes de la fábula

Como la mayoría de los textos narrativos cortos, la fábula consta de:

  • Una introducción. Se presenta a los personajes y el contexto inicial.
  • Un nudo. Se narra un conflicto o un problema que quiebra la normalidad del contexto inicial.
  • Un desenlace. Se resuelve el conflicto y se vuelve a la normalidad o se crea una nueva.

Además, la fábula contiene:

  • Una moraleja. Es una enseñanza que puede estar explícita (si se la menciona en el texto) o implícita (si el lector tiene que deducirla de la historia).

Importante: Las fábulas presentan algunas semejanzas con los cuentos, por ejemplo, narran historias siguiendo la estructura de introducción, nudo y desenlace. Sin embargo, se diferencian, puesto que en los cuentos pueden aparecer otros tipos de personajes y no suele haber una moraleja.

Ejemplos de fábulas

  1. El león y el ratón

Cierta vez, un león dormía tranquilamente hasta que un ratón se subió encima de él. El león se despertó y atrapó al roedor, quien le dijo que le perdonara la vida, pues en el futuro lo ayudaría en caso de que tuviera un problema. El felino aceptó el trato, pero le dijo que un ser tan pequeño jamás podría ser muy útil, y el ratón se fue.

Algunos días después, el león fue capturado por unos cazadores, quienes lo ataron a un árbol y se fueron a descansar. El rey de la selva comenzó a gritar pidiendo ayuda. El ratón lo escuchó, se acercó y con sus dientes cortó la cuerda que no dejaba escapar al felino.

El león le agradeció al pequeño animal, puesto que le había salvado la vida. El ratón le respondió que todos los seres del planeta podían ser útiles y buenos sin importar si eran grandes o pequeños.

Moraleja: Nunca hay que prejuzgar a otros seres vivos.

  1. La liebre y la tortuga

Una vez una liebre estaba en el bosque y se cruzó con una tortuga.

—Eres muy lenta y tienes las patas muy cortas— dijo la liebre burlándose.
—¿Dices que eres más veloz que yo? Seguro te ganaría si hiciéramos una carrera— contestó la liebre.
—¡Eso es imposible! Acepto el reto. Estoy segura de que ganaré.
—Yo creo que no. Haremos la carrera mañana y la zorra será quien decida cuál es el punto de partida y cuál es la meta.

Al día siguiente, la zorra les explicó dónde comenzaba y dónde terminaba la carrera. La liebre y la tortuga salieron al mismo tiempo. Sin embargo, adoptaron técnicas diferentes: la tortuga iba lento, pero nunca paró de caminar, en cambio, la liebre fue muy rápido al principio, vio que la meta estaba cerca, se acostó para descansar y se quedó dormida.

Ni bien la liebre se despertó, se dio cuenta de que la tortuga ya había pasado la meta y que estaba celebrando, ya que era la ganadora.

Moraleja: Aquellos que tienen paciencia y se esfuerzan cumplen sus metas, en cambio, quienes se confían pueden no alcanzarlas.

  1. Los hijos desunidos

Un labrador tenía cinco hijos que siempre estaban peleando. Un día, el hombre les pidió a los jóvenes que fueran al bosque y que le trajeran veinte ramas atadas. Él pensaba que trabajar en equipo los ayudaría a resolver sus diferencias, pero después de que llegaron a la casa con el atado de ramas, continuaron las discusiones.

Entonces el padre les dijo que de a uno intentaran romper el atado. Los cinco probaron, pero ninguno lo logró. El hombre desató las ramas y les indicó que cada uno tratara de romper una.

Los jóvenes lo consiguieron. Entonces el padre les explicó que si seguían peleando y no se cuidaban entre ellos, serían tan débiles como las ramas divididas, en cambio, si se mantenían unidos, serían tan fuertes como el atado.

Moraleja: La familia debe estar unida.

Referencias

  • Beristáin, H. (1995). Diccionario de retórica y poética. Editorial Porrúa S. A.
  • Duque García, I. (2015). Fábula. En Diccionario Español de Términos Literarios Internacionales. Disponible en: http://www.proyectos.cchs.csic.es/
  • Rest, J. (1991). Conceptos de literatura moderna. Centro Editor de América Latina. CEDAL.
  • Reyzábal, M. V. (1998). Diccionario de términos literarios I y II. Acento.

Ejercicio: fábula

Sigue con:

Cómo citar

"Fábula". Autor: Carla Giani. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/fabula/. Última edición: diciembre 11, 2023. Consultado: abril 9, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Carla Giani

Profesora en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Revisado por: Inés Iraeta

Licenciada en Comunicación Periodística (Universidad Católica Argentina)

Última edición: diciembre 11, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)