Lenguaje coloquial

El lenguaje coloquial o lengua coloquial es el registro informal y cotidiano de un idioma. Es aquel que se utiliza en las conversaciones comunes y corrientes del día a día. Normalmente, se trata de una manera espontánea, despreocupada y dinámica de comunicarse verbalmente, alejada de las maneras solemnes y más protocolares del lenguaje formal.

Algunas situaciones en las que se utiliza el lenguaje coloquial son:

  • Una conversación entre colegas en un bar.
  • Un debate en una mesa familiar.
  • Un intercambio entre amigos por teléfono.

El término “coloquial” está compuesto por las voces latinas co- (“junto a”) y loqui (“hablar”), y se refiere a aquello que es propio del habla y las conversaciones, es decir, a la lengua “tal y como se habla”.

El lenguaje coloquial puede ser tanto oral como escrito y se caracteriza por la forma en la que se construye el mensaje, es decir, las palabras que se eligen, la sintaxis que se utiliza y el tono general con que se aborda al interlocutor.

Para tener en cuenta: El lenguaje coloquial y el lenguaje vulgar son esencialmente lo mismo, aunque se puede considerar al segundo como una variante más informal todavía. En ambos casos se trata de tipos de lenguaje informal.

Características del lenguaje coloquial

Las características generales del lenguaje coloquial son:

  • Acude a la improvisación. El emisor suele construir los mensajes mientras habla o escribe, dado que rara vez cuenta con algún tipo de preparación o planificación previa para lo dicho. Por lo tanto, la estructura general del mensaje suele ser más desorganizada que en las comunicaciones formales, y abundan las muletillas, correcciones, reformulaciones y aclaraciones.
  • Permite una enunciación relajada. El emisor presta menos atención a la debida pronunciación de las palabras y se permite una entonación menos rígida. Hay mayor presencia de las variaciones dialectales, tendencia a la abreviatura, a las frases inacabadas, al sobreentendido y a los juegos de palabras.
  • Emplea un léxico cotidiano. El emisor emplea mayormente palabras cotidianas y simples. Evita los cultismos y las referencias muy abstractas, y favorece los localismos, los barbarismos, los vulgarismos y los neologismos.
  • Se apoya en lo contextual. Cobran relevancia aspectos no verbales de la comunicación, como la entonación, el énfasis, el tono y el ritmo, y abundan las referencias al contexto inmediato, como los deícticos (aquí, allá, eso, esto).
  • Predomina la economía lingüística. El emisor tiende a condensar el sentido y a expresar lo más posible con la menor cantidad de expresiones. Para esto emplea interjecciones (“Ah, bueno), dichos y frases hechas (“Camarón que se duerme…”), onomatopeyas (¡Zas!), redundancias e incluso construcciones comunicativas eficaces pero incorrectas desde el punto de vista del idioma.
  • Admite un mayor grado de confianza. El lenguaje coloquial presupone una relación de confianza entre los interlocutores, razón por la cual puede ser considerado irrespetuoso en situaciones protocolares o jerárquicas.
  • Predominan las funciones fática, expresiva y apelativa. La mayoría de las frases expresadas tienden a: comprobar que la comunicación continúe vigente (¿Me sigues?), transmitir un estado subjetivo o emotivo (¡No sabes qué rabia me da!) o influir en el receptor (Pásame eso, porfa).

Ejemplos de lenguaje coloquial

Algunos ejemplos de expresiones en lenguaje coloquial son:

  1. Eh, capo, ¿un chicle no te queda?
    En español rioplatense coloquial, pregunta si le puede obsequiar un chicle.
  2. Hostia, tía, que aquel tío no ha parado de hablarme.
    En español peninsular coloquial, le comenta que un hombre no ha dejado de hablarle.
  3. Pásame la cosa esa para darle aquí a esto.
    En español coloquial, le pide al otro que le pase algo que necesita en el momento.
  4. Pana, no, qué heavy lo que nos pasó, qué loco.
    En español coloquial caribeño, le cuenta al otro que les ocurrió algo muy dramático.
  5. Bueno, gente, vamos saliendo ya, que camarón que se duerme… ya saben.
    En español coloquial, les advierte a los presentes que deben salir rápido o corren algún riesgo.
  6. ¿Pa’dónde vamos?
    En español coloquial, pregunta adónde van)
  7. primero: esperar ques de nochie pegarnos del semaúforo junto a los carro que frenan enseñar la cajita de limpiar zapatos y decir Ñor, é medio pá comprá cremaaa hasta quel policía searrecha y dice que lestamos rrumpiendo el tráfico, segundo: correr asta el cinne en donde dice ESTRENNIO PANAVISION LISA-BEST TAILOR y decirle a los questacionan carros Ñor se lo cuiidoo hasta quel muchacho ques más grande nos saca a carajasos, tercer: en la calle más lejos pegarnos de los carros questacionan y cuando cierran la puerta grita Yía Yuii Ñaia Ñuiii y decir no nojó me pisó la mano no nojó me pisó la mano con la puerta y que otro valla y diga Ñol mire él dise que le duele mucho qe si no le da algo le va a rompé el vidrio con una piedraaa”.
    Cuento “Carne” (Rajatabla, 2007) del escritor venezolano Luis Britto García (1940-):

Diferencias entre lenguaje coloquial y lenguaje formal

Las diferencias entre el lenguaje coloquial y el lenguaje formal se pueden resumir de la siguiente manera:

Lenguaje coloquialLenguaje formal
Se utiliza en situaciones de confianza y familiaridad entre los interlocutores.Se utiliza en situaciones jerárquicas o de mayor respeto, en las que hace falta prestar mayor atención a lo que se dice.
Es más laxo y permisivo, irregular y dinámico, tanto en la composición sintáctica como en la selección de las palabras.Es más rígido y cuidadoso, regular y organizado, tanto en la composición sintáctica como en la selección de las palabras.
Emplea a menudo barbarismos, vulgarismos (groserías, muletillas), neologismos y expresiones dialectales.Evita el empleo de barbarismos, vulgarismos y expresiones locales, dado que intenta ser correcto y universal.
Depende en buena medida del contexto y de aspectos pragmáticos como la entonación, la gesticulación, entre otros.Se ciñe más al contenido del mensaje que al contexto en que se dice, por lo que emplea fórmulas más regulares y predecibles.
Emplea un léxico cotidiano y expresiones que resulten eficaces sin importar si son o no correctas.Emplea un léxico más elevado, con cultismos, citas y otras estrategias retóricas, lo más apegado posible a la norma.

Ejercicios: lenguaje coloquial

Completa las oraciones con la opción correcta:

Sigue con:

Referencias

  • “Radicación de la palabra Coloquial” en el Diccionario Etimológico Castellano En Línea.
  • “Niveles de lenguaje” en la Universidad Autónoma de Nuevo León (México).
  • El español coloquial: Situación y uso. Briz, Antonio. Arco/Libros (Madrid), 2010.
  • “Un sistema de unidades para el estudio del lenguaje coloquial”. Varios Autores. Revista ORALIA (vol. 6, p. 7-61), 2003.
  • Britto García, Luis. “Carne”. Rajatabla. Monte Ávila Editores: Caracas, 2007.

Cómo citar

"Lenguaje coloquial". Autor: Gilberto Farías. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/lenguaje-coloquial/. Última edición: diciembre 9, 2023. Consultado: febrero 22, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Gilberto Farías

Licenciado en Letras (Universidad Central de Venezuela)

Revisado por: Inés Iraeta

Licenciada en Comunicación Periodística (Universidad Católica Argentina)

Última edición: diciembre 9, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)