Mito

Un mito es un tipo de narración fantástica o maravillosa, a través de la cual una cultura expresa sus ideas ancestrales y sus puntos de vista sobre la vida. Se trata normalmente de relatos ficticios ambientados en un tiempo remoto e indefinido, y en los que se ofrece algún tipo de respuesta a los grandes misterios de la existencia, como la muerte, la creación del mundo o el destino de la humanidad.

Ejemplos de mitos:

  • El mito de Pandora, de la antigua mitología griega.
  • El mito del Ragnarok, de la mitología escandinava.
  • El mito de la resurrección de Osiris, de la mitología del Antiguo Egipto.

El contenido de los mitos suele consistir en anécdotas y episodios extraordinarios, en los que a menudo están involucrados monstruos, criaturas fantásticas, dioses y, especialmente, héroes de atributos divinos o sobrenaturales. Sin embargo, las acciones, criaturas y elementos de cada mito pueden ser muy distintos, ya que tienen que ver con las religiones y creencias de los pueblos antiguos que les dieron origen.

Los grandes mitos forman parte, por lo tanto, de una tradición cultural y religiosa específicas, y componen, en su conjunto, una mitología: un sistema de relatos y representaciones interrelacionadas que se sostienen entre sí y comparten una misma concepción de la vida y el universo. La mitología de la Antigua Grecia es, posiblemente, la más conocida y estudiada de todas las que existieron en la antigüedad.

El estudio de los mitos y la mitología ocupa un lugar importante en los estudios antropológicos, literarios, psicológicos y el psicoanálisis. Académicos y teóricos como Carl Gustav Jung (1875-1961), Mircea Eliade (1907-1986), Paul de Ricoeur (1913-2005) y Joseph Campbell (1904-1987) estudiaron intensamente el origen y las características de los mitos de distintas tradiciones antiguas.

Características de los mitos

Los mitos pueden ser muy diversos entre sí, dependiendo de la tradición a la que se suscriben, pero tienen en común las siguientes características:

  • Ocurren en un tiempo ancestral e indeterminado, conocido como “tiempo mítico”. Este tiempo se supone muy anterior al presente de las civilizaciones creadoras del mito.
  • Son protagonizados por héroes y líderes de rasgos excepcionales, a menudo de naturaleza divina o casi divina (como los semidioses de la mitología griega). Asimismo, también aparecen seres y criaturas sobrenaturales, mágicas o divinas.
  • Relatan eventos maravillosos a los que se atribuye la formación del mundo: el origen de la Tierra, la creación de la humanidad, la desaparición de los dioses, etcétera.
  • Sus relatos normalmente contienen elementos opuestos irreconciliables: ejércitos enemigos, deidades rivales o fuerzas primitivas en disputa. Algunos simbolizan elementos positivos (la vida, la creación, el orden) y otros negativos (la muerte, la destrucción, el caos).
  • Se inscriben en una tradición cultural específica, pero pueden tener puntos en común con los relatos de otras tradiciones diferentes.
  • Ofrecen respuestas de tipo ficticio o religioso a los grandes enigmas de la humanidad. Asimismo, ofrecen a los pueblos elementos imaginarios para pensar sobre su propia identidad.

Tipos de mitos

Existen varios tipos de mitos, como son:

  • Mitos cosmogónicos. Son aquellos cuyos relatos explican el origen del mundo o el universo, generalmente a través de algún evento de naturaleza simbólica que involucra a Dios o a los dioses. Por ejemplo, la creación del universo según la mitología griega es consecuencia de la eclosión de un huevo puesto por una paloma mítica.
  • Mitos teogónicos. Son aquellos cuyos relatos explican la creación de los dioses o el nacimiento de un dios específico. Por ejemplo, en la mitología egipcia el nacimiento del dios Horus tuvo lugar a través del embarazo de una virgen, anunciado por una estrella en el este del firmamento.
  • Mitos antropogénicos. Son aquellos cuyos relatos explican la creación de la humanidad, generalmente a través de la creación divina o la transformación de elementos terrestres. Por ejemplo, según el Popol Vuh de la mitología guatemalteca, la humanidad fue creada por los dioses a partir del maíz, luego de dos intentos fracasados empleando arcilla y madera.
  • Mitos fundacionales. Son aquellos cuyos relatos explican la creación de una ciudad, la formación de un pueblo o una cultura o algún otro aspecto de la realidad social y cultural. Por ejemplo, el mito mexica que sostiene que la fundación de Tenochtitlán se daría en donde hubiera un águila devorando una serpiente sobre un nopal.
  • Mitos escatológicos. Son aquellos cuyos relatos plantean el fin del mundo o de una civilización o cultura específica, generalmente como consecuencia de algún evento mítico futuro. Por ejemplo, el mito del Ragnarok es el fin del mundo de la mitología nórdica, a través de una guerra entre los dioses.

Origen de los mitos

El origen de los mitos es incierto, pero se remonta a la antigüedad más remota. Cada pueblo antiguo tiene sus propios mitos que reflejan su contexto histórico y sus rasgos religiosos, lingüísticos y culturales. Se asume que los mitos surgieron como una forma de explicar los fenómenos naturales que intrigaban a los pueblos primitivos.

Así, se daba una explicación sobrenatural a los rasgos de la geografía y topografía (como la formación de montañas y ríos), a las fuerzas de la naturaleza (como a los relámpagos y truenos), e incluso a los fenómenos celestes (como las estrellas, el sol y la luna).

Ejemplos de mitos

Algunos ejemplos de mitos de distintas tradiciones son:

  1. El mito griego de Sísifo. Este relato de la Grecia Antigua cuenta que el rey Sísifo, monarca y fundador de la ciudad de Corinto, fue castigado en el inframundo por ser desleal a los dioses. Estos lo sentenciaron a empujar eternamente una piedra enorme cuesta arriba, solo para verla rodar hacia abajo del otro lado de la ladera. Así, a lo largo de la eternidad, Sísifo continúa con su inútil labor, siempre albergando la esperanza de que la piedra, un día, permanezca en su sitio.
  2. El mito griego de Prometeo. Es un relato proveniente de la antigüedad clásica, centrado en el titán Prometeo, amigo de los seres humanos. El mito cuenta cómo Prometeo desafió a los dioses olímpicos al robar el fuego y entregarlo a los seres humanos, para que le sacaran provecho. Esta acción le costó caro, pues fue encadenado por Zeus a una roca en el Cáucaso, donde un águila bajaba del cielo para devorarle el hígado. Al ser Prometeo inmortal, el hígado volvía a crecer durante la noche, por lo que su castigo era eterno.
  3. El mito egipcio de Osiris. Este relato cuenta el destino de Osiris, el Dios central del panteón egipcio, a quien se atribuía la invención de la agricultura y la religión, así como la resurrección y el control del reino de los muertos. Su historia cuenta que fue traicionado y asesinado por su hermano Set, dios del desierto, del caos y de los pueblos extranjeros, quien descuartizó su cadáver y repartió los trozos por todo Egipto. Isis, esposa y hermana de Osiris, procedió entonces a recuperar los pedazos y coserlos nuevamente, para luego con la ayuda de Anubis momificar al dios fallecido. Entonces Osiris pudo resucitar y convertirse en el rey del mundo de los muertos, en donde juzga el valor de las almas y decide su castigo o recompensa.
  4. El mito nórdico del árbol de la vida. Este relato de la mitología escandinava habla sobre Yggdrasil, el fresno eterno y el árbol de la vida, de cuya raíz emana la fuente que forma el pozo de la sabiduría. Según la mitología nórdica, las ramas de este árbol sostienen los distintos reinos del mundo en su lugar: Helheim, Niflheim, Svartalfheim, Muspelheim, Jötunheim, Midgard, Alfheim, Vanaheim y Asgard. El árbol, además, era protegido por el dios Heimdall y asediado por el dragón Nidhogg.
  5. El mito azteca de los cinco soles. Este relato de los mexicas asegura que antes de nuestro mundo existieron otros cuatro, cada uno con un sol asociado a uno de los elementos fundamentales: tierra, agua, aire y fuego. Cada mundo fue poblado por una variante de la humanidad, regido por un dios y devastado por algún desastre natural. El quinto de estos soles quedó en manos de Quetzalcóatl y Tezcatlipoca, quienes colaboraron para crear el cielo y la tierra desmembrando para esto a un monstruo terrestre llamado Tlaltecuhtli.
  6. El mito sumerio del diluvio universal. Este relato del fin del mundo es compartido por los sumerios, los chinos, los griegos, los mayas y los judíos, y trata sobre un inmenso diluvio que barrió (o barrerá) el mundo entero, y sumergió bajo las aguas absolutamente todo para purgar al mundo de quienes resultaban indignos de los dioses. En la versión mesopotámica, el dios de los cielos Enlil decide acabar de este modo con la humanidad, pero el dios de la tierra Enki le advierte al sabio Utnapishtim que construya un arca para salvar en ella a personas, animales y semillas, de modo que pudiera poblar el mundo nuevamente cuando las aguas bajaran.
  7. El mito chino de los diez soles. Este relato chino afirma que en los inicios del mundo existían diez soles, que descansaban como aves sobre los árboles milenarios. Un día, los diez soles se alzaron a la vez, sometiendo al mundo a un calor insoportable, por lo que el héroe Yi, diestro con el arco, decidió derribarlos uno a uno, hasta dejar únicamente al sol actual sobre el firmamento.
  8. El mito hinduista de la cabeza de Ganesha. Este relato hinduista aborda el tema de la cabeza de elefante del dios Ganesha o Ganesh. Según el mito, Ganesh era hijo de los dioses Parvati y Shiva, pero no conocía a su padre ya que este abandonó el hogar estando su esposa embarazada. Al volver Shiva a casa, Ganesha no lo reconoció y trató de impedirle el paso, razón por la cual Shiva le cortó la cabeza. Ante la aflicción de Parvati, que lloraba desconsolada a su hijo, el dios prometió restituir a Ganesha la cabeza del primer animal que pasara por delante, el cual resultó ser un elefante.
  9. El mito griego del nacimiento de Atenea. Este relato de la mitología griega afirma que la diosa griega de la sabiduría, Atenea, había nacido de la cabeza de su padre, Zeus, luego de que este se tragase entera a su madre, la titánide Metis. La razón de ello es que se había profetizado que Metis daría a luz hijos más poderosos que él. Presa de un dolor de cabeza, Zeus pidió a Hefesto que le abriera el cráneo con su hacha y de la incisión brotó Atenea, completamente adulta y vistiendo su armadura.
  10. El mito tamanaco de Amalivaca. Este relato proveniente de la cultura de los indígenas venezolanos Tamanaco dice que el dios creador, llamado Amalivaca, salió un día a pasear en su canoa, luego de que lloviera tanto que el mundo se inundara por completo. El dios paseaba con su hermano Vochi y sus dos hijas, cuando se percataron de una pareja de humanos que había escapado a la inundación trepándose a una gran roca. Amalivaca se apiadó de ellos, pues estaban a punto de morir de hambre y sed, y decidió llevarlos consigo para que poblaran nuevamente la tierra. Y de su descendencia nacieron, precisamente, los primeros aborígenes tamanacos.

Diferencias entre mito y leyenda

A pesar de que los mitos y las leyendas consisten en relatos ficticios de contenido simbólico, existen importantes diferencias entre los dos que pueden resumirse en:

MitosLeyendas
Cuentan relatos que ocurren en un tiempo mítico, incierto, y a menudo un lugar indeterminado, como el mundo antes de que existiera.Cuentan relatos ficticios localizados en un lugar y tiempo histórico determinados, tales como lagos, valles o montañas específicas, en el medioevo, en la antigüedad o algún siglo pasado.
Forman parte de una red de relatos o una mitología, en la que se expresan contenidos religiosos y culturales de un pueblo o una tradición específica.Son relatos aislados y singulares, que se inscriben en el legado tradicional (folklore) de las naciones.
Ofrecen una explicación a los fenómenos naturales y sociales que los pueblos antiguos observaban a su alrededor.Ofrecen una enseñanza moral o ética relacionada con el bien y el mal, o con valores tradicionales como la justicia, el valor o el honor.
Pueden combinarse con otros mitos y producir redes de sentido simbólico, fruto del contacto entre naciones y tradiciones.Pueden transmitirse y replicarse entre pueblos y tradiciones distintas, pero siempre haciendo referencia a un contexto geográfico o histórico propios.

Referencias

  • Campbell, J. (1972). Mitos para vivirlos. Viking.
  • Elíade, M. (2010). Mito y realidad. Kairós.
  • García Gual, C. (2012). Diccionario de mitos. Siglo XXI.
  • The Encyclopaedia Britannica (s. f.). “Myth”. https://www.britannica.com/
  • Real Academia Española. (2022). Diccionario de la lengua española. Espasa

Sigue con:

Ejercicio: mito

Cómo citar

"Mito". Autor: Gilberto Farías. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/mito/. Última edición: febrero 29, 2024. Consultado: abril 9, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Gilberto Farías

Licenciado en Letras (Universidad Central de Venezuela)

Revisado por: Inés Iraeta

Licenciada en Comunicación Periodística (Universidad Católica Argentina)

Última edición: febrero 29, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)