Función apelativa o conativa del lenguaje

La función apelativa o conativa es la forma en que se utiliza el lenguaje verbal para influir en la conducta del receptor del mensaje, o sea, para pedirle que haga o deje de hacer una cosa en concreto.

La función conativa o apelativa del lenguaje se emplea para:

  • Dar órdenes.
  • Realizar pedidos.
  • Ofrecer sugerencias.
  • Hacer prohibiciones.
  • Realizar advertencias.

Las funciones del lenguaje son las seis posibilidades de uso del lenguaje postuladas en 1958 por el lingüista de origen ruso Roman Jackobson (1896-1982). La función conativa o apelativa se distingue del resto porque, entre todos los elementos de la situación comunicativa (emisor, receptor, canal, código y mensaje), centra su interés en el receptor, en particular en su conducta o sus respuestas a la instrucción impartida.

Por ese motivo, muchas veces suele ponerse en práctica mediante oraciones exhortativas o imperativas. Sin embargo, la función apelativa abarca tanto exhortaciones directas (Pásame la sal) como indirectas (¿Me pasas la sal?), e incluso formas más sutiles de apelación (Necesito un poco de sal).

Además, funciona en carteles de prohibición, signos viales y otras formas de influir en la conducta de terceros a través del lenguaje, tales como la publicidad (por ejemplo, en los comerciales y los anuncios) y la propaganda (por ejemplo, en los carteles de campañas electorales y las convocatorias a manifestaciones). Por eso, esta función juega un rol importante en el marketing y las comunicaciones masivas, ya que permiten transmitir instrucciones, sugerencias o invitaciones a un público a gran escala.

Características de la función apelativa o conativa

La función apelativa del lenguaje se caracteriza por lo siguiente:

  • Se centra en el emisor por encima de otros elementos del circuito comunicativo, ya sea para impartirle órdenes, hacerle requerimientos o sugerencias, influir en sus acciones o controlar su conducta.
  • Su propósito es obtener una retroalimentación o respuesta de parte del receptor, ya sea a través de sus acciones o de la emisión de un nuevo mensaje.
  • Se formula generalmente a través de oraciones exhortativas o imperativas, pero también a través de fórmulas indirectas y de mayor discreción, como preguntas o sugerencias.

Atención: Algunos recursos lingüísticos característicos de la función apelativa son:

  • Las oraciones exhortativas e interrogativas. Permiten transmitir una orden, un pedido, una sugerencia, o formularle una pregunta al receptor, muchas veces retórica, y así inducirlo a pensar en un tema específico.
    Por ejemplo: ¡Esto es lo que usted necesita! / ¿Haces lo suficiente para cuidar el medio ambiente?
  • La segunda persona gramatical. Permite dirigirse explícitamente al receptor e interpelarlo, sin que tenga oportunidad de no darse por aludido.
    Por ejemplo: Tú puedes decidir tu futuro. / En Banco Bancario queremos cuidar de usted.
  • El vocativo. Identifica explícitamente al destinatario del mensaje para reducir la posibilidad de ambigüedades y malos entendidos, y asegurarse de que la instrucción llegue a su destino.
    Por ejemplo: Carlos, dime la verdad. / ¡Deténgase, ciudadano!
  • El modo verbal imperativo. Permite impartir al receptor instrucciones específicas.
    Por ejemplo: ¡Devuélveme mis cosas! / Ven conmigo.

Ejemplos de la función apelativa o conativa

Las siguientes oraciones son ejemplos de uso de la función apelativa o conativa del lenguaje:

  1. Dame la mano, Juan.
  2. ¡Señora, no toque la mercadería!
  3. ¿Me ayudas a cargar estas cajas?
  4. Silencio, por favor.
  5. Pase usted.
  6. Mesero, me faltan cubiertos.
  7. No le pongas azúcar a mi café.
  8. ¿Vamos de una vez?
  9. Acompáñeme, si es tan amable.
  10. Deberías dormir ocho horas.
  11. Quizá tendrías que insistir un poco más.
  12. ¿Me pasas el cuaderno?
  13. Trata de no presionar nunca ese botón.
  14. ¡Deja de decir esas cosas!
  15. No vayas tan aprisa.
  16. Debes tener listo el informe para esta misma tarde.
  17. ¡Abrázame!
  18. Le ruego que me acompañe.
  19. Deja que te arregle la corbata.
  20. ¿Me pueden dejar un rato a solas?

Otras funciones del lenguaje

De acuerdo con la teoría de la comunicación de Roman Jackobson, en la que expandió los trabajos previos del lingüista alemán Karl Bühler (1879-1963), además de la función apelativa o conativa del lenguaje, existen otras cinco funciones, cada una de ellas centrada en un elemento distinto de la situación comunicativa:

  • Función referencial. Permite al hablante aludir a los objetos de la realidad e informar al receptor respecto del estado objetivo y verificable de las cosas. Se centra en el referente y en el contexto de la comunicación.
    Por ejemplo: Mañana hay huelga de autobuses.
  • Función emotiva. Permite al hablante expresar un estado subjetivo del ser, ya sea una emoción, una sensación o algún tipo de contenido interior no verificable. Se centra en el emisor del mensaje.
    Por ejemplo: Siento que la cabeza me va a estallar del dolor.
  • Función fática. Permite al emisor verificar que las condiciones mínimas requeridas para la comunicación estén dadas. Se centra en el canal comunicativo, es decir, el medio físico empleado para enviar y recibir la información.
    Por ejemplo: ¿Aló? ¿Me escuchas?
  • Función metalingüística. Permite al emisor aclarar un término del mensaje, explicar o reformular algo confuso, o traducir de una lengua a otra. Se centra en el código, o sea, el sistema de signos con que se transmite el mensaje.
    Por ejemplo: Cuando digo fulbo, me refiero al fútbol de una manera coloquial.
  • Función poética. Permite al emisor producir efectos estéticos o artísticos mediante el lenguaje, de modo de llamar la atención sobre la manera en que se dice lo que se dice. Se centra en la forma del mensaje.
    Por ejemplo: Pablito clavó un clavito, ¿qué clavito clavó Pablito?

Sigue con:

Referencias

  • Cabrera, A. y Pelayo, N. (2001). Lenguaje y comunicación. Conceptos básicos, aspectos teóricos generales, características, estructura, naturaleza y funciones del lenguaje y la comunicación. El Nacional.  
  • Crystal, D. y Robins, R. H. (7 de abril de 2023). Language. En Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/
  • Halliday, M. A. K. (1982). Exploraciones sobre las funciones del lenguaje. Editorial Médica y Técnica.

Ejercicio: función apelativa

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Función apelativa o conativa del lenguaje". Autor: Gilberto Farías. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/funcion-apelativa-o-conativa-del-lenguaje/. Última edición: diciembre 18, 2023. Consultado: junio 6, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Gilberto Farías

Licenciado en Letras (Universidad Central de Venezuela)

Revisado por: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires)

Última edición: diciembre 18, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)