Oda

La oda es un subgénero de la poesía lírica que se caracteriza por ser un canto de celebración o alabanza dirigido a alguien o algo.

Ejemplos de odas:

  • “Oda a Afrodita”, de Safo
  • “Oda a un ruiseñor”, de John Keats
  • Las odas elementales, de Pablo Neruda

Como género lírico, la oda surgió en la Antigua Grecia como un tipo de composición para ser cantada y acompañada de música y danza. De hecho, la palabra “oda” proviene del griego ᾠδή (odé), que significa ‘cantar’.

Inicialmente, se cultivaron dos tipos de odas. Por un lado, las odas monódicas, cantadas por una sola voz, que solían hablar de amor y pasiones, de temas más íntimos, subjetivos o reflexivos. La oda coral, por su parte, era cantada por un coro de voces, y tendía a la celebración y alabanza de glorias y hazañas, bien fueran deportivas o de guerra.

Algunos de los más importantes autores de odas fueron los poetas griegos Anacreonte, Safo y Píndaro, los románticos ingleses Samuel Taylor Coleridge y John Keats o, más recientemente y en nuestra lengua, Pablo Neruda.

Para tener en cuenta: Los temas de la oda son bastante diversos. Van desde la valentía, el heroísmo y el logro deportivo, hasta el amor, el placer y la divinidad, sin por eso dejar de lado cuestiones morales o místicas.

Características de las odas

Las principales características de las odas son:

  • Van dirigidas a alguien o algo. Las odas suelen están dirigidas hacia una persona (un atleta, un guerrero, un dios, un personaje importante) cuya figura se alaba o exalta, pero también pueden ser compuestas a un objeto concreto (un lugar, un instrumento) o abstracto (la patria, la tristeza, la alegría).
    Por ejemplo, “Oda a su lira”, de Anacreonte; “Oda a la alegría”, de Friedrich von Schiller; “Oda a Salvador Dalí”, de Federico García Lorca.
  • Están compuestas para ser cantadas. Las odas, desde su origen en la Antigua Grecia, tienen la particularidad de que son escritas para ser cantadas por una o varias voces, acompañadas de instrumento musical y danza. Sin embargo, la forma lírica de la oda también es susceptible de ser leída. De hecho, muchas de las odas compuestas en los últimos siglos tienden a ser de este tipo.
  • Suelen ser cantos de exaltación y alabanza. Las odas tienden a ser cantos de alabanza, especialmente cuando se trata de temas como la heroicidad en la batalla, las grandes hazañas deportivas o las cualidades de los dioses. Las Odas olímpicas, de Píndaro, son un ejemplo de cantos para ensalzar las glorias deportivas. Sin embargo, también hay odas más contenidas, sobre temas como el amor o la tristeza.
  • Varían en su estructura. La oda no tiene una estructura fija, y presenta múltiples variaciones a lo largo de su historia. Sin embargo, la forma clásica de la oda coral, pensada para la exaltación pública de logros deportivos o bélicos, sí tenía una estructura que se respetaba en su composición y que constaba de tres partes: la estrofa, la antistrofa y el epodo.

Tipos de odas

Aunque no hay una única clasificación definida de los tipos de odas que existen, pues varían los criterios para clasificarlas, como el número de voces que las interpretan, el poeta en que se inspiran, el tema que abordan o, incluso, el periodo en que fueron escritas, dos de las clasificaciones más comunes son las siguientes:

Según las voces que las interpretan

En la Antigua Grecia, las odas eran compuestas para ser cantadas con acompañamiento musical. Dependiendo de la cantidad de voces que intervinieran, podían clasificarse en:

  • Oda monódica. Es una oda cantada por una sola voz y acompañada con algún instrumento, como la lira. Este tipo de oda aborda temas más personales y subjetivos, como el amor, la pasión y los placeres, y opta por un tono menos solemne.
  • Oda coral. Es una oda cantada por un grupo de personas (un coro), que tiende a los temas heroicos, sagrados o a las hazañas deportivas. Suele ser compuesta para ser interpretada en público. El lenguaje es por lo general más elaborado.

Según el poeta en que se inspiran

También podemos clasificar las odas según los autores en que se inspiren. Los tres tipos más importantes son:

  • Oda pindárica. Celebra las grandes hazañas de los atletas. Se caracteriza por ser interpretada por coro y bailarines. Las Odas olímpicas de Píndaro son un ejemplo clave de este tipo de odas.
  • Oda anacreóntica. Trata sobre temas amorosos y sensuales, también dedicada a los placeres (la mesa y la bebida), se llama así en homenaje al poeta griego Anacreonte.
  • Oda horaciana. Tiene un tono más reflexivo y contemplativo, llamada así en honor al poeta latino Horacio.

Ejemplos de odas

  1. Anacreonte - “Oda I, a su lira”

Cantar de los Atridas,
cantar de Cadmo quiero,
mas en mi lira solo
sonar amores siento.

Otra lira, otras cuerdas
mudé no ha mucho tiempo;
iba a cantar de Alcides,
y amores repitieron.

Héroes, ¡salud por siempre!
Quedad por siempre, os ruego;
que mi lira no suena
sino de amor los ecos.

  1. Samuel Taylor Coleridge - “Abatimiento: una oda”

Dolor sin un espasmo, vacío, oscuro, grave,
sofocado dolor, aturdido, impasible,
sin hallar desahogo ni alivio natural
en palabra, o suspiro, o lágrima —¡oh, señora!—,
en este estado de ánimo, macilento y sin vida,
seducido por ese tordo hacia otros pensares,
toda esta larga tarde, tan calma y perfumada,
ha estado contemplando el cielo de poniente
con ese peculiar matiz verde amarillo:
y contemplando sigo ¡con qué ojos tan sin nada!
Las altas nubecillas, en cúmulos y líneas,
que revelan y entregan su marcha a las estrellas;
las estrellas que brillan entre ellas o detrás,
ya chispeantes, ya tenues, pero siempre visibles:
esa luna en creciente, fija, como creciendo
en su lago de azul, sin nubes, sin estrellas:
esas cosas las veo tan claras, tan hermosas,
las veo, pero no siento qué bellas son.

(Fragmento)

  1. Pablo Neruda - “Oda a la tristeza”

Tristeza, escarabajo
de siete patas rotas,
huevo de telaraña,
rata descalabrada,
esqueleto de perra:
aquí no entras.
No pasas.
Ándate.
Vuelve
al Sur con tu paraguas,
vuelve
al Norte con tus dientes de culebra.
Aquí vive un poeta.
La tristeza no puede
entrar por estas puertas.
Por las ventanas
entra el aire del mundo,
las rojas rosas nuevas,
las banderas bordadas
del pueblo y sus victorias.
No puedes.
Aquí no entras.
Sacude
tus alas de murciélago,
yo pisaré las plumas
que caen de tu manto,
yo barreré los trozos
de tu cadáver hacia
las cuatro puntas del viento,
yo te torceré el cuello,
te coseré los ojos,
cortaré tu mortaja
y enterraré tus huesos roedores
bajo la primavera de un manzano.

Principales autores de odas

Algunos de los autores de odas más reconocidos son:

  • Alceo de Mitilene (620-580 a. de C.). Fue un poeta de la Grecia Antigua, considerado unos de los nueve poetas líricos canónicos. Autor de poemas monódicos, sus composiciones suelen hablar de los dioses, pero también abordar el amor y los placeres de la mesa y el vino.
  • Anacreonte (574-485 a. de C., aproximadamente). Fue un poeta griego. Sus odas sobre el amor, los placeres y el vino lo convierten en uno de los poetas de la Antigua Grecia más irónicos y hedónicos.
  • Safo (650 - 610 a. de C.). Fue una poeta lírica griega. En su poesía tuvo gran predominio el tema amoroso. Una de sus odas más famosas es la “Oda a Afrodita”.
  • Píndaro (518 - 438 a. de C., aproximadamente). Fue un poeta de la Antigua Grecia, que cultivó la oda de tema heroico y deportivo. Las Odas olímpicas son uno de los conjuntos más importantes de la poesía coral griega.
  • Horacio (65 - 8 a. de C.). Fue uno de los grandes poetas latinos. Su obra, satírica y reflexiva, es considerada una de las cumbres de la poesía latina y, en ella, destacan particularmente las más de cien odas que compuso a lo largo de su vida.
  • Fray Luis de León (1527 - 1591, aproximadamente). Fue un poeta español del Renacimiento, que cultivó temáticas de corte místico y moral, y también compuso numerosas odas.
  • John Keats (1795-1821). Fue un poeta romántico de origen inglés, autor de numerosas odas. “Oda a un ruiseñor” es una de las más famosas del Romanticismo.
  • Samuel Taylor Coleridge (1772-1834). Fue un poeta, filósofo y crítico inglés, y uno de los principales autores del Romanticismo.
  • Fernando Pessoa (1888-1935). Fue un poeta portugués y uno de los mayores escritores del siglo XX, creador de varios heterónimos literarios. Con Álvaro de Campos, voz más exultante y expansiva, firmó algunas de sus odas más emblemáticas.
  • Pablo Neruda (1904-1973).  Fue un poeta chileno de gran renombre internacional, entre sus obras más destacadas se encuentran las Odas elementales.

Sigue con:

Referencias

  • Merriam-Webster. (s.f.). Ode. En Merriam-Webster.com dictionary. Recuperado en 24 de octubre 2022, de https://www.merriam-webster.com.
  • Poets (s.f.). Ode. Recuperado en 24 de octubre 2022, de https://poets.org/glossary.
  • Poetry Foundation (s.f.). Ode. Recuperado en 24 de octubre 2022, de https://www.poetryfoundation.org.
  • Riquer, Martín de y Valverde, José María (2010). Historia de la literatura universal. Desde los inicios hasta el Barroco (tomo 1). Editorial Gredos.
  • Utrera Torremocha, María Victoria (1998). Consideraciones estructurales sobre la oda. Philologia Hispalensis (12) 269-289. http://dx.doi.org.

Ejercicio: oda

Cómo citar

"Oda". Autor: Fabián Coelho. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/oda/. Última edición: diciembre 11, 2023. Consultado: abril 9, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Fabián Coelho

Licenciado en Letras (Universidad de Los Andes, 2011)

Revisado por: Inés Iraeta

Licenciada en Comunicación Periodística (Universidad Católica Argentina)

Última edición: diciembre 11, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)