Fonética

La fonética estudia los sonidos del habla en general, correspondientes a cualquier lengua. Su propósito es comprender y explicar los mecanismos detrás de la producción y percepción de los sonidos.

El objeto de análisis de la fonética es el fono. Los fonos son cada uno de los sonidos que componen una lengua. Estos se diferencian por sus rasgos fonéticos y articulatorios. Por eso, para identificar cada fono, la fonética considera:

  • Punto de articulación. El lugar dentro del tracto vocal en el que se produce la articulación. Por ejemplo: el fono [p] se describe como bilabial.
  • Modo de articulación. La disposición de la lengua y de los labios al momento de producir el sonido. Por ejemplo: el fono [p] se describe como oclusivo.
  • Sonoridad. La presencia o ausencia de vibración de las cuerdas vocales (sonoros o sordos). Por ejemplo: el fono [p] se describe como sordo.

Cada fono se representa con símbolos especiales que se denominan fonemas. Así, si se desea describir la pronunciación de las palabras en una lengua, se utiliza la transcripción fonética. Los fonemas se escriben entre barras, por ejemplo: /k/, /s/, /b/

Dada la complejidad del objeto de estudio, la fonética se relaciona estrechamente con la lingüística y con otras ramas del saber que se interesan por la comunicación.

Diferencias entre fonética y fonología: Si bien se trata de disciplinas distintas, la fonética y la fonología resultan materias complementarias: La fonética es una disciplina orientada al estudio de los sonidos o fonos producidos por el ser humano con fines comunicativos en las lenguas naturales. La fonología se interesa por los fonemas, es decir, por la relación entre los sonidos dentro de un sistema que conforma una lengua determinada. Busca identificar si poseen rasgos distintivos o si tienen un valor equivalente, es decir, si son variantes con el mismo valor (alófonos). Por ejemplo: el fonema /n/ en <tango> y <vino> tiene un punto de articulación distinto. En el primer caso, la lengua toca la parte posterior de la boca y, en el segundo, se ubica detrás de los incisivos. Esta diferencia se debe al contexto fonológico —los sonidos que se producen antes y después— y constituyen diferentes versiones (alófonos) del mismo fonema /n/.

Enfoques de la fonética

La fonética es una disciplina experimental porque utiliza como objeto de estudio datos tomados de situaciones comunicativas reales, producidas por hablantes diferentes. Luego, aplica métodos para distinguir las características físicas de la señal sonora y las condiciones de producción y recepción. Sus conclusiones se basan en el análisis estadístico de los datos alcanzados, con el que se identifican patrones comunes.   

Aunque existe un objetivo general en el estudio de la fonética, es posible distinguir diferentes orientaciones en su análisis.

Según los modos de producción y percepción del habla

  • Fonética general. Se orienta a la creación de un inventario de sonidos disponibles en las lenguas del mundo para cumplir con su función comunicativa, y al desarrollo de una teoría de producción y percepción del habla.
  • Fonética descriptiva (o de las lenguas particulares). Estudia los mecanismos generales de producción y percepción del habla aplicados a una lengua en particular, y busca establecer un inventario de sonidos de esa lengua, considerando los aspectos articulatorios, acústicos y perceptivos.

Según el inventario y las propiedades de los sonidos de la lengua

  • Fonética diacrónica (histórica). Indaga en los mecanismos de cambio en el inventario y en las características de los sonidos de una lengua a lo largo del tiempo.
  • Fonética sincrónica. Se ocupa de la descripción fónica de una o más lenguas en un momento histórico determinado.

Ramas de la fonética

El estudio de los sonidos del habla puede diferenciarse, a su vez, según se enfoque en la producción, la transmisión o la percepción, considerando el esquema de la comunicación:

  • Fonética articulatoria. Estudia la producción de sonidos del habla. Propone una clasificación considerando las partes del aparato fonador involucradas y desarrolla modelos para explicar cómo se manifiesta el habla en general.
  • Fonética acústica. Se ocupa de las propiedades físicas de los sonidos del habla. Considera las ondas sonoras que se transmiten por el aire y el modo en que se producen.
  • Fonética perceptiva. Se interesa por el proceso auditivo de los sonidos, desde que la onda ingresa en el oído hasta que se transforma en impulsos nerviosos en el cerebro. Estudia el proceso por el que se asigna una interpretación fonética a los impulsos recibidos y, a partir de ello, elabora teorías sobre la percepción del habla.

Estas ramas, si bien distintas, son interdependientes entre sí. Esto se debe a que la producción y percepción del habla tienen la misma finalidad: la comunicación de un mensaje entre un receptor y un emisor, por medio de señales sonoras.

Campos de aplicación de la fonética

Los conocimientos de la fonética son fundamentales para distintas especialidades vinculadas al uso y la percepción de la lengua oral. Por ejemplo:

  • Ortología. A partir de los saberes de la fonética, establece las normas de pronunciación correcta de los sonidos propios de una lengua.
  • Ortofonía. Aplica los conocimientos de la fonética para tratar defectos del habla y del lenguaje.
  • Foniatría. Es una especialización médica dedicada al tratamiento de afecciones de los órganos de la fonación, por lo cual son centrales los conocimientos de la fonética.
  • Audiología. Es una especialización médica que estudia y trata afecciones en la audición, el equilibrio y los órganos auditivos, por lo cual aplica saberes de la fonética.
  • Enseñanza de lenguas extranjeras. Se utilizan los conocimientos de la fonética para enseñar y corregir la pronunciación oral de los estudiantes.
  • Enseñanza de la lengua materna. Se utilizan los saberes de la fonética para enseñar lectura y escritura en la propia lengua.
  • Tecnologías del habla. Se aplican conocimientos de la fonética en desarrollos técnicos de inteligencia artificial y para el reconocimiento de voces.
  • Fonética forense. Se aplican saberes de la fonética en las prácticas que buscan identificar a personas a partir del análisis de la voz.

Transcripción fonética

El sistema de representación fonética es el instrumento que utiliza esta disciplina para distinguir los sonidos de todas las lenguas mediante símbolos gráficos. Cabe aclarar que este se diferencia del sistema de representación ortográfica.

Aunque la ortografía proporciona reglas que permiten asociar sonidos a grafías, en muchos casos estas relaciones son complejas:

  • A un sonido puede corresponderle un único grafema. Por ejemplo: el grafema <l> y el sonido [l].
  • Un mismo grafema puede representar dos sonidos distintos. Por ejemplo: el grafema <c> representa los sonidos [k] (como en casa) y [ᶿ] (como en cielo).
  • Un sonido puede representarse por medio de dos grafías. Por ejemplo: el sonido [x] puede representarse con los grafemas <j> (como en jarra) y <g> (como en gesto).
  • Dos grafías pueden representar un solo sonido. Por ejemplo: los grafemas <gu> representan el sonido [g] (como en guitarra).
  • Una grafía no representa ningún sonido. Por ejemplo: el grafema <h> (como en hueso).

Importante: La transcripción fonética tiene múltiples aplicaciones. Se utiliza en los diccionarios bilingües, para indicar la pronunciación estandarizada de una palabra; en medicina, para describir patologías del habla en casos de estudio; en dialectología, para reproducir los sonidos de una lengua, y en el análisis lingüístico en general, entre otros campos. Sin embargo, la escritura fonética también presenta sus limitaciones: es muy difícil reproducir los sonidos de una lengua que se desconoce, puesto que no es sencillo descomponer una señal sonora en los distintos sonidos con que se forma y también puede haber más de una realización fonética por cada símbolo, dependiendo de la lengua. 

Alfabeto fonético internacional

En lingüística y en fonética, es fundamental el uso de alfabetos fonéticos. En estos sistemas de transcripción, el principio básico es que a cada sonido de la lengua le corresponda un solo símbolo, de modo que estos queden representados en su totalidad. Los alfabetos permiten eliminar las ambigüedades y las arbitrariedades que pueda haber en la relación entre la grafía de una lengua y sus sonidos. 

El alfabeto fonético internacional (AFI) es el más utilizado en investigación científica, aunque en el mundo hispánico todavía tiene vigencia el alfabeto fonético realizado por la Revista de Filología Española (RFE).

El AFI se propone como un conjunto de símbolos que representan sonidos de todas las lenguas del mundo y que, por lo tanto, puede aplicarse para indicar la estructura fonética de cualquier lengua. En este alfabeto, cada sonido se define por el modo y punto de articulación, y también por la sonoridad. En gris se identifican las combinaciones que resultan imposibles para el aparato fonador humano.

Sigue con:

Ejercicios: fonética

 Referencias

  • Llisterri, J. (1996). Los sonidos del habla. En Elementos de lingüística (pp. 67-128). Octaedro.
  • Ganeshan, A. (2019). Los sonidos de español. En La lingüística hispánica: una introducción. Ohio University.

Cómo citar

"Fonética". Autor: Vanesa Rabotnikof. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/fonetica/. Última edición: marzo 1, 2024. Consultado: abril 9, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Vanesa Rabotnikof

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires). Especialización en Edición (Universidad Nacional de La Plata).

Revisado por: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires)

Última edición: marzo 1, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)