Tipos de textos

Los tipos de textos que existen son variados y cada uno tiene sus propias características. Están destinados a diferentes audiencias y se adecúan a los diferentes contextos. Si bien se pueden clasificar de acuerdo a distintos criterios, según su función predominante se dividen en textos narrativos, argumentativos, descriptivos, expositivos e instructivos. 

El texto es un enunciado o un conjunto de enunciados, tanto orales como escritos, que comunica ideas, pensamientos e información. Constituye la base fundamental de la comunicación humana.

Importante: Con frecuencia, se puede encontrar textos que presentan una o más partes que se corresponden a más de un tipo textual. En estos casos, se debe identificar cuál es el tipo de texto que predomina. Por ejemplo, un texto argumentativo puede contener segmentos narrativos o expositivos dentro de su estructura, o bien un texto expositivo puede contener segmentos descriptivos, narrativos y hasta argumentativos.

Textos narrativos

Los textos narrativos son los que transmiten acontecimientos, tanto reales como ficticios, que suceden en un espacio y tiempo determinados. Utilizan un lenguaje estético y literario. Son contados por un narrador y están protagonizados por uno o más personajes.

Las principales características de los textos narrativos son:

  • Se estructuran en base a una introducción, un nudo y un desenlace.
  • Predominan las formas verbales del pretérito con valor perfectivo o, en menor medida, el presente histórico.
  • Poseen gran cantidad de conectores espaciotemporales.
  • Destacan dos tiempos: el de la narración y el del acontecimiento narrativo.

Los textos narrativos se encuentran en géneros como la novela, el cuento, la noticia periodística, la crónica, entre otros.

Ejemplo de texto narrativo

Fragmento del cuento “El otro”, de El libro de Arena de Jorge Luis Borges.

(...) Serían las diez de la mañana. Yo estaba recostado en un banco, frente al río Charles. A unos quinientos metros a mi derecha había un alto edificio, cuyo nombre no supe nunca. El agua gris acarreaba largos trozos de hielo. Inevitablemente, el río hizo que yo pensara en el tiempo. La milenaria imagen de Heráclito. Yo había dormido bien; mi clase de la tarde anterior había logrado, creo, interesar a los alumnos. No había un alma a la vista.

Sentí de golpe la impresión (que según los psicólogos corresponde a los estados de fatiga) de haber vivido ya aquel momento. En la otra punta de mi banco alguien se había sentado. Yo hubiera preferido estar solo, pero no quise levantarme en seguida, para no mostrarme incivil. El otro se había puesto a silbar. Fue entonces cuando ocurrió la primera de las muchas zozobras de esa mañana. Lo que silbaba, lo que trataba de silbar (nunca he sido muy entonado), era el estilo criollo de La tapera de Elías Regules. El estilo me retrajo a un patio, que ha desaparecido, y a la memoria de Álvaro Melián Lafinur, que hace tantos años ha muerto. Luego vinieron las palabras. Eran las de la décima del principio. La voz no era la de Álvaro, pero quería parecerse a la de Álvaro. La reconocí con horror. (...)

Textos argumentativos

Los textos argumentativos son los que transmiten una opinión o punto de vista acerca de una temática en particular, con el fin de persuadir a la audiencia en la toma de cierta posición. Para ello, el hablante manifiesta una opinión en forma de tesis y postula su punto de vista a través de una serie de argumentos. Se trata de un tipo de texto subjetivo.

Las principales características de los textos argumentativos son:

  • Utilizan técnicas retóricas y persuasivas.
  • Abordan una pregunta o cuestión para la que no hay una única respuesta.
  • Se estructuran en base a una hipótesis, argumentos que sostienen la hipótesis, contraargumentos que se refutan y una conclusión.
  • Emplean conectores contrastivos, consecutivos y causales.
  • Dialogan con otros interlocutores, cuyas voces pueden estar presentadas en el texto o no, ya sea para acordar o discutir con ellos.

Los textos argumentativos se encuentran en géneros como el artículo de investigación científica o académica, el discurso político, el ensayo, la nota de opinión, entre otros.

Ejemplo de texto argumentativo

Campaña “Basta de impunidad: ¡votá por los bosques!”, en Greenpeace

Argentina se encuentra en emergencia forestal: perdemos una hectárea de bosques cada 2 minutos, el equivalente a la superficie de 30 canchas de fútbol por hora. La deforestación provoca desaparición de especies, cambio climático, inundaciones, sequías, desertificación, enfermedades, desalojos de indígenas y campesinos, pérdida de alimentos, maderas y medicinas.

Las principales causas son el avance de la frontera agropecuaria (ganadería y soja que en gran medida se exportan a Asia y Europa) y los incendios forestales (el 95% son por acciones humanas).

A pesar de que en Argentina existe una muy buena Ley de Bosques, la mayoría de los desmontes son ilegales. Es evidente que las multas no son suficientes para desalentar que arrasen con los bosques, y los empresarios suelen incluirlas como un costo más de producción. Además, los responsables casi nunca son obligados a restaurarlos y en muchos casos es clara la complicidad de funcionarios al autorizar desmontes donde no está permitido.

Ante esta situación, consultamos a la sociedad si considera que los desmontes ilegales e incendios forestales deben ser un delito penal.

Fuente: Greenpeace

Textos descriptivos

Los textos descriptivos son los que representan lugares, personas, fenómenos y sucesos, enumerando sus partes y señalando sus cualidades y circunstancias. Este tipo de textos están presentes tanto en el ámbito escrito como en la oralidad.

Las principales características de los textos descriptivos son:

  • Enumeran cualidades de lo que se está describiendo.
  • Predomina el estilo nominal y contienen un gran número de adjetivos.
  • Pueden contener figuras retóricas como la comparación o la metáfora, sobre todo en las descripciones literarias.

Los textos descriptivos se encuentran en géneros como el folleto, el discurso histórico, la declaración, los avisos clasificados, entre otros.

Ejemplo de texto descriptivo

Descripción de un lugar

El apartamento de mi hermana queda sobre una calle tranquila, en un vecindario residencial. Los amplios ventanales de la sala, con orientación norte, la vuelven muy luminosa durante el día, sobre todo en días soleados. Además de la sala, el inmueble tiene dos habitaciones, una cocina, dos baños y un balcón.

Las habitaciones tienen orientación sur, por lo que posee muy buen sistema de ventilación natural, para los días calurosos de verano.

En esta casa, habitan su marido y sus dos hijos, de 15 y 11 años.

Texto expositivo

Los textos expositivos, también llamados textos explicativos, son aquellos que aportan un saber de forma organizada, cuyo propósito es informar sobre determinado tema. Suelen ser un tipo de textos objetivos, debido a que el emisor se abstiene de opinar sobre lo que se explica porque el propósito central es transmitir una información de forma específica.

Las principales características de los textos expositivos son:

  • Emplean un lenguaje denotativo y un léxico específico, acorde al género que tomen.
  • Evitan el uso de la primera persona.
  • Utilizan oraciones enunciativas, sobre todo en voz pasiva.
  • Usan múltiples conectores para ordenar la información.
  • Contienen recursos que facilitan la explicación, como definiciones, ejemplificaciones, clasificaciones y comparaciones.
  • Exponen una relación de asimetría entre los interlocutores, en tanto el responsable de llevar a cabo la explicación es el que tiene el saber.

Los textos expositivos o explicativos se encuentran en géneros como el manual escolar, un artículo de divulgación científica, la entrada de una enciclopedia o diccionario, entre otros.

Ejemplo de texto expositivo

Entrada de enciclopedia “La gramática y sus partes”

1.1.1 Definición de gramática. Partes en que se divide.

La gramática estudia la estructura de las palabras, las formas en que estas se enlazan y los significados a los que tales combinaciones dan lugar. Comprende la morfología, que se ocupa de la estructura de las palabras, su constitución interna y sus variaciones, y la sintaxis, a la que corresponde el análisis de la manera en que las palabras se combinan y se disponen linealmente, así como el de los grupos que forman.

La gramática mantiene estrechas relaciones con la semántica léxica o lexicología, que estudia el significado de las palabras. La llamada semántica oracional (o, en general, composicional) se integra en buena medida en la gramática, puesto que estudia el significado de las construcciones sintácticas. La gramática se relaciona asimismo estrechamente con la pragmática, que analiza el sentido no codificado de los mensajes lingüísticos en relación con el hablante, el oyente y diversos factores relativos al contexto y la situación.

En una acepción más amplia, que no se seguirá en esta obra, la gramática comprende, además, el análisis de los sonidos del habla, que corresponde a la fonética, y el de su organización lingüística, que compete a la fonología.

Fuente: Nueva Gramática Básica de la Real Academia Española

Textos instructivos

Los textos instructivos son aquellos que brindan indicaciones para que el receptor pueda realizar algún tipo de acción. Suelen presentar pasos a seguir. Estos textos tienen la función de aconsejar, advertir, obligar, por lo que están íntimamente relacionados con la función apelativa del lenguaje, que es la que se utiliza cuando se desea que el interlocutor reaccione a determinado pedido.

Las principales características de los textos instructivos son:

  • Emplean un tipo de lenguaje denotativo, con enunciados claros y concretos.
  • Suelen tener verbos en infinitivo, en modo imperativo en la segunda persona singular o plural, en formas impersonales y, en ocasiones, en la primera persona del plural.
  • Prevalecen los conectores de ordenación.
  • Están organizados en apartados o enumeraciones de pasos.
  • Son textos objetivos que, por lo general, no tienen autoría expresa.

Los textos instructivos se encuentran en géneros como el manual de instrucciones, la receta de cocina, los tutoriales, las leyes, las consignas de examen, entre otros.

Ejemplo de texto instructivo

Instrucciones para encender el piloto de una estufa a gas

Paso 1: Antes de encender el piloto, asegúrate de que esté completamente apagado. Debes notar que no hay llama alguna en el área del piloto.

Paso 2: Prepara un fósforo largo o un encendedor de gas antes de continuar. Mantén la llama del fósforo o el encendedor listo para usar.

Paso 3: Coloca la llama del fósforo o el encendedor cerca del piloto y presiona el botón de encendido o gira la perilla a la posición de "piloto". Al mismo tiempo, acerca la llama al área del piloto hasta que notes que se enciende la pequeña llama azul.

Paso 4: Si tu estufa cuenta con un botón de encendido específico para el piloto, es posible que debas mantenerlo presionado durante unos segundos para permitir que el piloto se caliente y se mantenga encendido.

Paso 5: Una vez encendido el piloto, observa cuidadosamente que la llama azul esté estable y constante. Esto indica que el piloto está funcionando correctamente.

Paso 6: Ahora que el piloto está encendido, puedes ajustar la perilla de control del quemador principal a la posición deseada (baja, media o alta) para utilizar la estufa.

Paso 7: Recuerda que trabajar con gas siempre conlleva riesgos. Siempre asegúrate de que la cocina esté bien ventilada y, si tienes dudas sobre el funcionamiento de tu estufa, consulta el manual del usuario o contacta a un profesional.

Otros tipos de textos

Los textos también se pueden clasificar por su temática. Algunos de los tipos de textos más importantes son:

  • Textos literarios. Son aquellos en los cuales se destaca la creatividad y el lenguaje estético y poético por encima de la información que se transmite.
    Por ejemplo: la novela, el poema, el cuento.
  • Textos periodísticos. Son aquellos cuyo fin es informar y analizar sobre acontecimientos de la actualidad, que sean de interés general. Se publican en los medios de comunicación.
    Por ejemplo: la noticia, la crónica, el reportaje.
  • Textos publicitarios. Son aquellos que tienen por objetivo convencer al receptor de adquirir un producto o servicio. También suelen utilizarse para generar conciencia sobre determinado tema.
    Por ejemplo: un folleto, un aviso publicitario.
  • Textos científicos y técnicos. Son aquellos en los que un investigador expone los resultados de su investigación. Circulan dentro de la comunidad científica.
    Por ejemplo: un artículo científico, una tesis, un proyecto de investigación.
  • Textos jurídicos y administrativos. Son aquellos que promulgan las normas que regulan a la sociedad y la administración pública.
    Por ejemplo: los edictos, las leyes, los decretos.
  • Textos políticos. Son aquellos discursos generados por personas relacionadas al mundo de la política para comunicarse con los ciudadanos a los que representan.
    Por ejemplo: un discurso, una plataforma.

Ejercicios: tipos de textos

Ver además:

Referencias

  • Sánchez, A. C. (2006). Textos, tipos de texto y textos especializados. Revista de filología de la Universidad de La Laguna, (24), 77-90.
  • Simón Pérez, J. R. (2006). Propuesta para la determinación de los tipos de textos. Sapiens, 7(1), 148-162.
  • Valente, E. y García, M. (2019). Las prácticas de lectura y escritura en la comunidad académica. Universidad Nacional de General Sarmiento.

Cómo citar

"Tipos de textos". Autor: Vanesa Rabotnikof. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/tipos-de-textos/. Última edición: febrero 19, 2024. Consultado: febrero 22, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Vanesa Rabotnikof

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires). Especialización en Edición (Universidad Nacional de La Plata).

Revisado por: Inés Iraeta

Licenciada en Comunicación Periodística (Universidad Católica Argentina)

Última edición: febrero 19, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)