Tipos de conectores

Los conectores son palabras o expresiones que permiten enlazar e integrar las distintas partes de un texto, es decir, que posibilitan un tránsito adecuado entre oraciones, párrafos y secciones. Existen muchos tipos de conectores, dependiendo del sentido con el cual enlazan las porciones del texto.

Ejemplos de tipos de conectores:

  • Conectores de adición y precisión: además, de hecho, asimismo.
  • Conectores adversativos y contraargumentativos: sin embargo, no obstante, ahora bien.
  • Conectores concesivos: aun así, con todo, de cualquier forma.
  • Conectores consecutivos o de consecuencia: por consiguiente, así, por eso.
  • Conectores causales o de causa: debido a, por el hecho de que, a causa de.
  • Conectores explicativos: o sea, es decir, esto es.
  • Conectores de reformulación: en otras palabras, dicho de otro modo, en otros términos.
  • Conectores ejemplificativos: por ejemplo, así, verbigracia.
  • Conectores secuenciales o de ordenación: en primer lugar, a continuación, por último.
  • Conectores rectificativos: más bien, mejor dicho, por mejor decir.
  • Conectores recapitulativos: en resumen, en síntesis, en fin.
  • Conectores de apoyo argumentativo: así las cosas, dicho esto, en vista de ello.
  • Conectores de digresión: a todo esto, entre paréntesis, por cierto.

También llamados conectores textuales, conectores discursivos, operadores discursivos o marcadores del discurso, los conectores pueden consistir en una sola palabra (como así o además) o en varias seguidas (como sin embargo o de esta manera), que forman siempre una expresión fija. Es común que aparezcan al inicio o al final de las oraciones, en donde proveen al texto de cohesión, esto es, de un correcto enlace entre las ideas, para que el lector pueda seguir con facilidad el hilo del discurso.

Este tipo de piezas de la lengua resulta sumamente abundante y diverso, pues cada conector tiene un sentido propio y específico. Por ejemplo, el conector por otro lado transmite la impresión de que el discurso irá hacia otro lugar, para abordar ideas diferentes, aunque pertinentes. Tomando en cuenta el sentido propio de cada conector, se puede diferenciar entre distintos tipos.

Conectores de adición o precisión

Los conectores de adición o precisión sirven como un “puente” discursivo para añadir nuevas ideas a las ya dichas o para precisar el sentido de lo que ya se ha expresado. Algunos conectores de este tipo son: además, también, asimismo, sumado a, es más, encima, por si fuera poco, por añadidura, sobre todo, aparte.

Por ejemplo:

  • Las hormigas pueden cargar muchas veces su peso. Además, tienen un nivel de organización social impresionante.
  • La policía llegó al lugar de los hechos. También lo hicieron los reporteros.
  • La Primera Guerra Mundial tuvo un costo humano terrible, sobre todo en el último período.

Conectores adversativos o contraargumentativos

Los conectores adversativos o contraargumentativos introducen una relación de contraste, contradicción u oposición entre las ideas ya dichas y las que se expresan a continuación. Algunos conectores de este tipo son: empero, sin embargo, ahora bien, en cambio, no obstante, a pesar de ello, por el contrario, todo lo contrario.

Por ejemplo:

  • A mi gato le gustan las croquetas de atún. Sin embargo, detesta comer atún en lata.
  • El Parlamento se reunió para discutir el presupuesto. A pesar de ello, no se pudo llegar a un acuerdo.
  • Los esfuerzos del gobierno no lograron reducir la pobreza; por el contrario, creció en un 5 % el pasado mes. 

Conectores concesivos

Los conectores concesivos introducen un obstáculo para la concreción de la acción principal, pero que no impide que esta suceda. Algunos conectores de este tipo son: aun así, con todo, de cualquier forma, de cualquier manera, del modo que sea, sea como sea, a pesar de que, de todos modos.

Por ejemplo:

  • Los médicos estaban indecisos sobre el diagnóstico. De todos modos, iniciaron un tratamiento de amplio espectro.
  • Se rompieron mis zapatos favoritos. De cualquier modo, ya debía cambiarlos.
  • Miguel no pudo ganar la maratón de su ciudad. Aun así, hizo un muy buen recorrido.

Conectores consecutivos o ilativos

Los conectores consecutivos o ilativos introducen una noción de causa-efecto entre las ideas existentes y las nuevas, pero se centran únicamente en la consecuencia. Su contrapartida en ese sentido son los conectores causales. Algunos conectores de este tipo son: por consiguiente, de ahí que, en consecuencia, de esta manera, por esta razón, por ende, de modo que, en conclusión, por lo tanto, así que.

Por ejemplo:

  • Las lluvias han disminuido en buena parte del continente. Por consiguiente, la desertificación avanza a un ritmo preocupante.
  • En la escuela detectaron un brote de sarampión. Por ende, no habrá clases durante una semana.
  • A partir de los 40 años el metabolismo se enlentece; de allí que muchas personas aumenten de peso.

Conectores causales o de causa

Los conectores causales establecen una relación de causa y efecto entre las ideas ya dichas y las nuevas. Sin embargo, en este caso los conectores se identifican con el aspecto causal, a la inversa de los conectores consecutivos. Algunos conectores de este tipo son: porque, ya que, debido a, por el hecho de que, dado que, a causa de, por causa de, con motivo de.

Por ejemplo:

  • Las plantas de mi balcón crecen mucho durante el año, dado que reciben mucho sol a lo largo del día.
  • Las operaciones quirúrgicas son más seguras que antes, debido a que existe cada vez mejor tecnología médica.
  • Por causa de las protestas en la ciudad, los accesos de la autopista estarán cerrados durante el día.

Conectores explicativos

Los conectores explicativos permiten introducir una explicación o aclaración respecto de las ideas ya dichas. Algunos conectores de este tipo son: a saber, es decir, esto es, o sea.

Por ejemplo:

  • ¿Joaquín llegó con su hermano? Es decir, con tu cuñado.
  • Necesitamos comprar algunos repuestos para la máquina, a saber, un engranaje, dos discos y un conector.
  • Las arepas se hacen con harina de maíz, o sea, granos de maíz desecados y molidos hasta lograr un fino polvo.

Conectores de reformulación

Los conectores de reformulación se utilizan para decir de otra manera lo ya dicho, es decir, para repetir una idea de una forma distinta. Algunos conectores de este tipo son: dicho de otro modo, en otras palabras, en otros términos, mejor dicho, o lo que es lo mismo, dicho de otra manera.

Por ejemplo:

  • La bomba atómica es una fisión nuclear descontrolada, en otras palabras, es una reacción en cadena donde cada átomo roto libera neutrones que a su vez rompen otros átomos.
  • Pasado mañana me realizarán una tartrectomía, o lo que es lo mismo, una limpieza dental.
  • Los perros se comieron la comida. Mejor dicho, la devoraron.

Conectores ejemplificativos

Los conectores ejemplificativos permiten incorporar a las ideas ya dichas uno o varios ejemplos para hacerlas más claras, más demostrables o simplemente para explicarlas mejor. Algunos de estos conectores son: por ejemplo, verbigracia, así tenemos, pongamos, pongamos por caso, así.

Por ejemplo:

  • Existen muchas divisas distintas en el mundo. Por ejemplo: dólares, yenes, libras, euros, pesos.
  • Es cierto que Chile le ha dado a las letras hispanas grandes poetas. Así tenemos a Pablo Neruda y a Gabriela Mistral, ganadores del Premio Nobel de Literatura.
  • En mi tienda voy a vender muchos productos importados. Pongamos por caso, salchichas alemanas, cervezas inglesas y carnes argentinas.

Conectores secuenciales o de ordenación

Los conectores de ordenación permiten organizar secuencialmente las ideas que se incorporan al discurso, para establecer una jerarquía entre ellas. Pueden ser de tres tipos:

  • Conectores secuenciales de inicio. Permiten inaugurar un segmento del texto.
    Por ejemplo: ante todo, en primer lugar, para empezar.
  • Conectores secuenciales de continuidad. Permiten desarrollar un segmento del texto ya iniciado.
    Por ejemplo: posteriormente, en segundo término, seguidamente, a continuación.
  • Conectores secuenciales de cierre. Permiten finalizar un segmento del texto.
    Por ejemplo: en conclusión, finalmente, por último, a modo de cierre.

Por ejemplo:

  • Las ventajas del tratamiento antibiótico son muy numerosas. En primer lugar, reducen la inflamación rápidamente.
  • En 2012, el gobierno aumentó el gasto público. A continuación, elevó las tasas de interés en un momento muy peligroso.
  • Los planetas interiores son Mercurio, el más pequeño de todos; Venus, enteramente gaseoso; la Tierra, el único habitable, y por último el planeta rojo, Marte.

Conectores rectificativos

Los conectores rectificativos permiten introducir información nueva que corrige o modifica lo ya dicho, ya sea para enmendar un error o para aclarar un término impreciso o vago. Algunos de estos conectores son: mejor dicho, más bien, por mejor decir, en realidad.

Por ejemplo:

  • Los invitados internacionales son latinoamericanos. Mejor dicho, sudamericanos.
  • Ayer tuvimos un problema con una sucursal. Más bien, con el gerente encargado de ella.
  • Pronto se anunciará un paro de transporte para esta semana; en realidad, para el jueves.

Conectores recapitulativos

Los conectores recapitulativos permiten volver sobre lo ya dicho con el propósito de resumir, sintetizar o redondear las ideas anteriores. Algunos de estos conectores son: al fin y al cabo, en conclusión, en resumen, sintetizando, en resumidas cuentas, pues bien, en fin, en síntesis, finalmente, para redondear.

Por ejemplo:

  • Los bomberos salieron de inmediato a apagar el incendio. Al fin y al cabo, aquella era su responsabilidad y no podían postergarla.
  • A la fiesta irán María y su hermana, Julio, Pedro, Rodrigo y su mujer; en fin, asistirán prácticamente todos mis amigos.
  • Los culpables confesaron y fueron aprehendidos. En síntesis, el caso que parecía imposible se pudo resolver.

Conectores de apoyo argumentativo

Los conectores de apoyo argumentativo permiten asentar las nuevas ideas en lo ya dicho, o sea, sustentar o dar basamento a un razonamiento a partir de lo que ya se sabe. Son conectores fundamentales para convencer, debatir o disuadir. Algunos de estos conectores son: pues bien, dicho esto, en vista de ello, así las cosas.

Por ejemplo:

  • El país entró en crisis tras la devaluación de la moneda. Así las cosas, se hizo imposible invertir como se planeaba.
  • El pronóstico anuncia tormentas para el fin de semana. En vista de ello, decidimos posponer el partido.
  • Nadie asistió a la reunión. Pues bien, hemos decidido realizar una nueva convocatoria.

Conectores de digresión

Los conectores de digresión permiten hacer rodeos o introducir comentarios tangenciales o al margen de las ideas principales del discurso, como acotaciones, ideas secundarias o incluso cambios radicales de tema. Algunos de estos conectores son: por cierto, a todo esto, dicho sea de paso, a propósito de, entre paréntesis.

Por ejemplo:

  • El fin de semana estuve preparándome para el examen final. A todo esto, me avisaron que llegó el libro que compramos por internet.
  • Llegamos tarde porque había un atasco enorme en la ciudad. Por cierto, ¿has visto lo bien que quedó la autopista?
  • En abril viene mi madre de visita. Entre paréntesis, olvidé contarle que cambiaste de trabajo.

Ejercicios: tipos de conectores

Sigue con:

Referencias

  • Fuentes Rodríguez, C. (2009). Diccionario de conectores y operadores del español. Arco Libros-La Muralla.
  • Pérez Rifo, M. (1997). Análisis de los conectores textuales. Universidad de Valladolid.
  • Universidad Interamericana Recinto Metro (s. f.). “Los conectores textuales”. Metro

Cómo citar

"Tipos de conectores". Autor: Gilberto Farías. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/tipos-de-conectores/. Última edición: diciembre 8, 2023. Consultado: abril 9, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Gilberto Farías

Licenciado en Letras (Universidad Central de Venezuela)

Revisado por: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires)

Última edición: diciembre 8, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)