Oraciones adversativas

Las oraciones adversativas son un tipo de oración compuesta por coordinación que contrapone dos ideas mediante un nexo adversativo.

Ejemplos de oraciones adversativas:  

  • Salimos temprano, pero llegamos tarde.
  • Le expliqué el ejercicio, mas no entendió.
  • No solo se cortó la luz, sino que también nos quedamos sin agua.  

Las oraciones adversativas son oraciones compuestas, es decir, que poseen dos o más proposiciones. Dentro de este grupo, pertenecen a las llamadas oraciones coordinadas, que son aquellas que están formadas por dos proposiciones de la misma jerarquía, unidas a través de un nexo.

En el caso particular de las oraciones adversativas, se trata de nexos que establecen una relación de oposición o contraposición entre dos ideas, y se denominan nexos adversativos. Por ejemplo:

  • Compró mucha comida, pero no alcanzó para todos los invitados.
  • Te llamé, mas no respondiste.
  • No solo hace muchísimo frío, sino que también se rompió la calefacción.

Oraciones compuestas

Las oraciones compuestas, además de coordinadas, pueden ser:  

  • Oraciones yuxtapuestas. Tienen dos o más proposiciones de la misma jerarquía unidas mediante un signo de puntuación.
    Por ejemplo: [Martín no fue a la escuela]; [sus padres se quedaron dormidos].
  • Oraciones subordinadas. Tienen una o más proposiciones que dependen de una oración principal, es decir, que no tienen la misma jerarquía que esta.
    Por ejemplo: [La película [que vi anoche] me resultó aburrida].

Ejemplos de oraciones adversativas

  1. Pensé que no iba a poder leer todo el libro, pero resultó muy entretenido.
  2. El avión tuvo una demora de varias horas; no obstante, llegamos a tiempo para la reunión.
  3. No es que no me guste el fútbol, sino que prefiero ver otros deportes.
  4. El perro es muy amigable, mas no puedo tenerlo en mi casa.
  5. Hice todo lo posible para llegar temprano, pero el tráfico era muy pesado.
  6. No me gusta hacer ejercicio en el gimnasio, más bien disfruto correr al aire libre.
  7. Ella estudia mucho, mas no obtiene buenas notas.
  8. No pude terminar el proyecto a tiempo, pero aprendí mucho en el proceso.
  9. No fue Juan quien ganó el concurso, sino María.
  10. La comida en el restaurante es deliciosa; sin embargo, el servicio deja mucho que desear.
  11. No escucho música clásica, sino que prefiero el rock.
  12. Quiero comprarme una bici nueva; sin embargo, mi presupuesto no me lo permite.
  13. No creo que debas renunciar a tus sueños, más bien deberías buscar la manera de alcanzarlos.
  14. Quería ir al cine, pero llovió y tuve que quedarme en casa.
  15. No es una ciudad muy grande; antes bien, es tranquila y pacífica.
  16. Estaba muy entusiasmada con la idea de ir al concierto, pero las entradas se agotaron.
  17. Mi trabajo es interesante, mas no me pagan lo suficiente.
  18. Quiero ser más organizado; sin embargo, me cuesta mantener el orden.
  19. No debes culparte por lo que sucedió; más bien deberías aprender de la experiencia.
  20. La película recibió muy malas críticas; no obstante, mucha gente fue a verla al cine.
  21. Me encanta el chocolate, pero tengo alergia al cacao.
  22. No voy a la fiesta esta noche, más bien prefiero quedarme en casa.
  23. La caminata fue larga y agotadora; no obstante, la vista desde la cima era maravillosa.
  24. Me encanta viajar, pero no quiero estar lejos de mi familia durante mucho tiempo.
  25. No puedo comer comidas picantes, más bien disfruto de los sabores suaves.

Nexos en las oraciones adversativas

Los nexos que unen las oraciones adversativas funcionan como nexos coordinantes, porque relacionan dos elementos con la misma función sintáctica. Se trata de conjunciones adversativas que expresan contraposición u oposición entre dos ideas. Estas son pero, mas y sino. Por ejemplo:

  • Estudié mucho, pero la evaluación era muy difícil.
  • El día está hermoso, mas nos quedaremos en casa.
  • No tengo hambre, sino sueño.

Las conjunciones pero y mas pueden usarse en oraciones afirmativas y negativas, mientras que sino solo puede utilizarse en oraciones negativas. Por ejemplo:

  • Quiero comer pizza, pero no hamburguesa.
  • Quiero comer pizza, mas no hamburguesa.
  • No quiero comer pizza, sino hamburguesa.

Atención: La conjunción mas es propia del lenguaje escrito y formal, y ya prácticamente ha caído en desuso.

Además de las conjunciones, existen locuciones conjuntivas (grupos de palabras que funcionan como conjunciones) que presentan valor adversativo, entre ellas: sin embargo, no obstante, antes bien, con todo, más bien, sino que. Por ejemplo:

  • El pronóstico anunciaba buen tiempo; sin embargo, llovió toda la mañana.
  • El niño se lava los dientes todos los días; no obstante, tiene una caries.
  • Ella no se duerme temprano, más bien es una persona nocturna.

Otros tipos de oraciones coordinadas

Además de las oraciones adversativas, hay otros tipos de oraciones coordinadas, según la clase de relación que se establece entre las proposiciones:

  • Oraciones copulativas. Las proposiciones se unen mediante nexos copulativos: y, ni, e.
    Por ejemplo: [Terminé la novela] y [se cortó la luz].
  • Oraciones disyuntivas. Las proposiciones se unen mediante nexos disyuntivos: o, u, bien.
    Por ejemplo: [¿Salimos juntos?] o [¿Quieren esperar a Ramiro?].
  • Distributivas. Las proposiciones se unen mediante nexos distributivos: bien…bien…, ora…ora…, ya…ya…
    Por ejemplo: El jugador está por patear el penal: bien [puede ser gol], bien [puede atajar el arquero].
  • Explicativas. Las proposiciones se unen mediante nexos explicativos: esto es, es decir, o sea.
    Por ejemplo: [El triceratops era un dinosaurio herbívoro], es decir, [se alimentaba de vegetales]

Ejercicios: oraciones adversativas

Referencias

  • Real Academia Española. (2005). Diccionario panhispánico de dudas. Santillana.
  • Real Academia Española. (2010). Nueva gramática de la lengua española. Espasa.

Cómo citar

"Oraciones adversativas". Autor: Catalina Travi. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/oraciones-adversativas/. Última edición: enero 11, 2024. Consultado: febrero 21, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Catalina Travi

Profesora en Letras (Universidad Católica Argentina)

Revisado por: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires)

Última edición: enero 11, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)