Pregones

Los pregones son mensajes que se emiten en voz alta en un espacio público con fines informativos o comerciales.

Ejemplo de pregón:

  • Agua fresca, clara y pura
    para la doña y el don.
    Aquí pasa el aguatero
    y se va con su pregón.

Los pregones se emplearon desde la Edad Media en Europa y desde la época colonial en América. En sus inicios, consistían en la lectura de un documento oficial, cuyo contenido debía ser compartido con los habitantes de un lugar. Eran la forma más rápida y sencilla de divulgar información relevante, puesto que una gran parte de las personas eran analfabetas.

Sin embargo, también surgieron con el objetivo de ofrecer distintos productos o servicios. Estos pregones presentaban características muy diversas: podían tener rima, estar acompañados por música o distintos instrumentos, ser cantados o hablados, y su estructura podía estar en prosa o en verso. Con el paso del tiempo y la aparición de los periódicos, los noticieros televisivos e Internet, los pregones dejaron de ser utilizados para transmitir información novedosa y documentos oficiales. Sin embargo, en la actualidad, los vendedores ambulantes continúan empleando los pregones para publicitar productos o servicios.

Importante: El pregonero era una persona cuyo oficio consistía en transmitir los pregones en la calle, las plazas y otros espacios públicos.

Tipos de pregones

Existen dos tipos de pregones:

  • Pregones oficiales. Son aquellos que transmitían edictos (decretos realizados por personas con autoridad política), ordenanzas, leyes, información relacionada con fechas y eventos relevantes, anuncios y mandatos (órdenes emitidas por un funcionario público), y que eran leídos por un pregonero. En el presente desaparecieron casi completamente. Por ejemplo:

“Que no se eche agua ni suciedad por las ventanas. Primeramente ordenamos y mandamos, que ninguna persona eche agua sucia, ni limpia, sin decir AGUA VA, por las ventanas que salen a las plazas o calles públicas de esta villa, so pena que por cada vez la tal persona que fuere contra esta Ordenanza pague tres reales de pena, el uno para los Jueces que lo sentenciaren, y los dos para el Fiel de la limpieza, o persona que lo denunciare. E más, que aunque digan AGUA VA, si con caldo, o agua de pescado, o sucia, acertare a mojar alguna persona, sin la dicha pena, pague el daño que recibiere en los vestidos y ropa que llevare, al parecer de dos oficiales sastres que con juramento lo declaren”.

(Fragmento de “Ordenanza II”, del siglo XVIII de la ciudad de Valladolid, España)

  • Pregones callejeros. Son aquellos que se emplean desde hace varios siglos para anunciar productos y servicios. Son enunciados por vendedores ambulantes y suelen tener un tono cantado o llamativo. Persisten en el presente, en calles, espectáculos y sitios turísticos, aunque en menor medida. Por ejemplo:

¡Palito, bombón, helado!

(Pregón frecuente de vendedores ambulantes)

Ejemplos de pregones

  1. ¡Vendo plumero y escoba,
    para que limpie señora,
    plumero y plumerito,
    para limpiar mueblecitos!
  2. ¡Duritos con sal y limón, papitas
    fritas hechas con el corazón!
    ¡Pásele señor, pase a comer lo mero
    bueno, sea con chile o con limón!
  3. A la ropa, ropa lavo
    del señor y de la amita
    la mojo en agua del río
    y la saco bien limpita.
  4. Aquí vengo con mi antorcha
    para encender su farol.
    La luz que pongo en su calle
    se parece a la del sol.
  5. ¡El pan, el pan! ¡De a 5 azucarado, y de a 3 el salado!
  6. ¡Compro neveras, lavadoras, microondas, hornos, muebles!
  7. Aquí están los picarones
    calientitos, redondos
    y tostaditos.
    Bañaditos con miel.
  8. ¡Ay, qué caluroso día!
    Se me antoja que me ofrezcan:
    ¡Roja y fresca, la sandía!
  9. ¡Pasteles calientitos
    hoy no podían faltar
    pa´ los mozos y mocitas
    que han venido a festejar!
  10. ¡Peines, peinetas; jabón, jabonetas!
  11. Vendo velas y velitas
    para alumbrar las casitas.
    Vendo velas y velones
    para alumbrar los balcones.
  12. Vendo pasteles dorados,
    para los hombres casados.
    Vendo pasteles caseros,
    para los hombres solteros.
  13. Vendo agüita fresquita
    pa´ refrescar su boquita.
    Vendo acelga y lechuga,
    mire que linda verdura.
  14. Agüita fresca traigo del río,
    para que tomen todos los días.
    ¡Aguateroooooooo!
  15. Empanadas bien sabrosas,
    para las buenas mozas.
    Empanadas calientes,
    para los valientes.
  16. Soy el sereno y caminando voy
    y muy contento, la hora doy.
  17. Traigo la mazamorra,
    soy la mazamorrera.
    Corra, señora, corra,
    compre para su suegra.
  18. Escoba, escobillón,
    para limpiar el gran piso del salón.
  19. Vendo leche recién ordeñada,
    para tomar de mañana.
  20. ¡Extra! ¡Extra! ¡Compre el periódico para conocer las últimas noticias!

Referencias

  • Biblioteca virtual Miguel de Cervantes. (s.f.). Ordenanzas con que se rige y gobierna la república de la muy noble y leal ciudad de Valladolid, en las cuales se declaran todos los artículos tocantes al pro-común de ella. https://www.cervantesvirtual.com
  • Paleta Vázquez, M. de P. (2004). Pregones y pregoneros de Puebla en el siglo XVI. Comunicación oficial en la plaza pública. Graffylia: Revista de la Facultad de Filosofia y Letras, (4), 131-139.
  • Sepúlveda, M. L. (1947). Generalidades sobre pregones. Revista Musical Chilena, 3(25-26), 30-32.
  • Silva, L. J. (2016). Todos los escuchan pero poco se sabe de ellos: pregones y expresiones sonoras empleadas en la venta de productos. Cuicuilco, 23(66), 131-148. https://www.redalyc.org/

Sigue con:

Ejercicio: pregones

Cómo citar

"Pregones". Autor: Carla Giani. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/pregones/. Última edición: diciembre 8, 2023. Consultado: abril 9, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Carla Giani

Profesora en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Revisado por: Inés Iraeta

Licenciada en Comunicación Periodística (Universidad Católica Argentina)

Última edición: diciembre 8, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)