Buscar palabras similares

Cuando escribimos, es fácil confundir una palabra con otra parecida y cometer así errores de ortografía. Esta herramienta permite escribir una palabra y encontrar todas aquellas que se le asemejan por su sonido. 

Las palabras homónimas son aquellas que se pronuncian igual (y pueden escribirse igual o no), pero tienen diferente significado y origen. Existen dos tipos de palabras homónimas: las homófonas y las homógrafas. 

Las palabras homófonas se pronuncian igual pero se escriben distinto y significan cosas diferentes. Por ejemplo: bello (bonito) y vello (pelo del cuerpo). 

La homofonía depende de la región hispanohablante. Por ejemplo: casa (hogar) y caza (cacería) son palabras homófonas en América (donde la s y la z se pronuncian igual) pero no en algunas zonas de España. Lo mismo ocurre con cayó (verbo caer) y calló (verbo callar), que son homófonas solo en algunas regiones de Argentina (donde la ll y la y se pronuncian igual).

Las palabras homógrafas se escriben igual (y por ende también se pronuncian igual), pero significan cosas distintas y no comparten un origen común. Por ejemplo: nada (estado de vacío) y nada (verbo nadar).

Por otro lado, existen las palabras parónimas, que son aquellas que se pronuncian o se escriben de forma parecida pero su significado es diferente. Por ejemplo: especia (condimento) y especie (clase o grupo).

La semejanza fonética es la medida en que dos palabras suenan parecido. La similitud fonética que existe entre dos palabras se puede medir matemáticamente. Si suenan igual, su distancia es 0, y se trata de palabras homónimas, ya sea homófonas u homógrafas; si el parecido es muy grande pero no suenan exactamente igual, su distancia es 1, y se trata de palabras parónimas. Esta medida se puede extender a distancias fonéticas más grandes en el buscador; mientras mayor sea la distancia, más palabras aparecerán en la búsqueda.