Verbos copulativos

Los verbos copulativos son verbos que unen el sujeto con un predicado nominal y necesitan obligatoriamente de un atributo para completar su sentido. En español, son ser, estar y parecer.

Ejemplos de verbos copulativos:

  • Pablo es ingeniero.
  • La noche está estrellada.
  • El ejercicio parece complicado.

Algunos gramáticos consideran que los verbos copulativos están “vacíos de significado”, porque, desde el punto de vista conceptual, no aportan más información que la del atributo que los acompaña. Otros consideran que su significado es vago y extenso, y que por eso mismo necesitan del atributo para delimitarlo.

Por ejemplo: Pedro es trabajador. En esta oración, el verbo ser no aporta un significado preciso, sino que sirve para unir el sujeto Pedro con el atributo que se encuentra en el predicado nominal: trabajador.

Verbos predicativos: A diferencia de los verbos copulativos, los verbos predicativos, que son la mayoría, predican algo sobre el sujeto y no necesitan un atributo para completar su significado. Por ejemplo: El guitarrista saludó con una sonrisa. El verbo saludó es predicativo (o no copulativo) porque tiene significado pleno por sí mismo.

¿Cuáles son los verbos copulativos?

Los verbos copulativos son tres:

  • Ser.
    Por ejemplo: Martina era mi amiga.
  • Estar.
    Por ejemplo: El piso está sucio.
  • Parecer.
    Por ejemplo: Los niños parecían felices.

Importante: El atributo que acompaña a los verbos copulativos se puede sustituir por el pronombre neutro lo, pero no debe confundirse con el complemento directo, que se utiliza con verbos predicativos transitivos y puede remplazarse por lo, los, la y las. Por ejemplo:

  • Adriana estaba ansiosa. / Adriana lo estaba. (Atributo)
  • Juan leyó tres novelas. / Juan las leyó. (Complemento directo)

Ejemplos de oraciones con verbos copulativos

  1. El autor del manuscrito es anónimo.
  2. Mi hermana fue la primera persona de nuestra familia en graduarse.
  3. Los novios eran compañeros de escuela.
  4. Paula parece preocupada por la situación económica del país.
  5. Los juguetes de madera son más duraderos y resistentes.
  6. Su pronunciación parecía francesa.
  7. Los presentadores de la conferencia estaban nerviosos.
  8. La ortografía es muy importante.
  9. La habitación parece amplia en las fotos.
  10. Los años de la juventud fueron muy intensos para el músico inglés.
  11. Mi sueño es viajar por el mundo.
  12. Estamos muy emocionados por las vacaciones.
  13. La ventana estuvo abierta toda la noche.
  14. La película parece entretenida.
  15. La carrera de María está en ascenso.
  16. El chico parecía tranquilo, pero era muy inquieto.
  17. Los perros están contentos.
  18. A primera vista, el juego parece sencillo.
  19. El cielo estaba despejado.
  20. El gas está muy caro en este país.
  21. Martín es un arquitecto muy responsable y trabajador.
  22. Soy la próxima en la fila.
  23. Roberto está muy cansado después de trabajar todo el día.
  24. El paisaje parece una pintura.
  25. Los árboles están más verdes y frondosos en primavera.

Verbos semicopulativos o pseudocopulativos

Los verbos denominados semicopulativos o pseudocopulativos son aquellos que pueden funcionar como copulativos, es decir, como verbos que vinculan un sujeto con un atributo, pero que también admiten usos como verbos predicativos. Por ejemplo:

  • Martín llevaba dos noches sin dormir.
  • Martín llevaba la ropa al lavadero.

En el primer caso, el verbo llevaba es semicopulativo, puesto que necesita el atributo que le sigue para completar su significado, mientras que en la segunda oración, el verbo llevaba indica movimiento y lo que le sigue no es un atributo, sino un complemento directo y un complemento circunstancial de lugar. En este caso, se trata de un verbo predicativo.

Los verbos semicopulativos se clasifican en tres categorías:

  • Verbos de cambio: devenir, hacerse, ponerse, quedarse, salir, volverse. Por ejemplo:
    • La presa se quedó quieta ante el depredador.
    • Ella se puso furiosa cuando encontró todo desordenado.
    • Con el tiempo el hombre se volvió muy huraño.
  • Verbos de permanencia, persistencia o continuidad: andar, continuar, permanecer, seguir. Por ejemplo:
    • Ando cansada después de tanto trabajo.
    • Los jóvenes permanecieron atentos a las instrucciones del juego.
    • Los vuelos continúan demorados.
  • Verbos de manifestación o presencia: encontrarse, hallarse, lucir, mostrarse, pasar, presentarse, revelarse, verse. Por ejemplo:
    • Paula se muestra muy atenta a las necesidades de sus abuelos.
    • El negocio se encuentra cerrado hasta mañana.
    • Juana lucía muy elegante esa noche.

Atención: El atributo que acompaña a los verbos semicopulativos no se remplaza por el pronombre neutro lo.

Sigue con:

Ejercicio: verbos copulativos

Referencias

  • Real Academia Española (2010). Nueva gramática de la lengua española. Espasa.
  • Regueiro Rodríguez, M. L. (2008). Algunas reflexiones sobre ser y estar copulativos en la gramática española. Revista Nebrija de Lingüística Aplicada a la Enseñanza de Lenguas, 2(3), 56-74. https://www.nebrija.com/

Cómo citar

"Verbos copulativos". Autor: Catalina Travi. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/verbos-copulativos/. Última edición: marzo 5, 2024. Consultado: abril 9, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Catalina Travi

Profesora en Letras (Universidad Católica Argentina)

Revisado por: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires)

Última edición: marzo 5, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)