Uso de la coma

La coma (,) es un signo de puntuación que se utiliza para indicar una pausa breve y para separar elementos dentro de una enumeración, entre los usos más frecuentes.

Ejemplos de uso de la coma:

  • José compró chocolates, chicles, caramelos y helado.
  • Mariano entró en su casa, le dio la comida al perro, comió un sánguche y llamó a su mejor amigo.

La coma se coloca junto a la palabra anterior y separada por un espacio de la palabra posterior. Conocer cómo se debe usar este signo de puntuación es fundamental para escribir textos coherentes y para comprender la información que se lee.

Importante: Según dónde se coloque la coma, puede variar el sentido de una oración. Por ejemplo:

  • No, quiero continuar leyendo este libro. Se interpreta que la persona responde que no a alguien y que su deseo es continuar leyendo el libro.
  • No quiero continuar leyendo este libro. Se interpreta que la persona no desea continuar leyendo el libro.

Usos de la coma

La coma puede tener distintos usos:

  • Separa los elementos de una enumeración o una serie, salvo aquellos que están precedidos por las conjunciones y, e, ni, o, u. Por ejemplo:
    Mis colores favoritos son el verde, el blanco, el violeta y el azul.
    Pablo adoptó dos perros, tres gatos, dos conejos y un hámster.
    Sonia compró dos suéteres, cinco remeras, tres pantalones y una campera.
  • Separa elementos que son similares, como verbos y suboraciones (oraciones yuxtapuestas), salvo aquellos que están precedidos por las conjunciones y, e, ni, o, u. Por ejemplo:
    Sofía está trabajando, José está paseando en el parque y Lucas está limpiando su casa.
    Algunos prefieren el rock, a otros les gusta más el pop.
    De lunes a viernes voy al gimnasio, leo el periódico, trabajo y miro las noticias.

    Sin embargo, si los elementos son oraciones coordinadas muy extensas o si el último componente introduce una consecuencia, sí se puede colocar coma delante de las conjunciones y, e, ni, o, u. Por ejemplo:
    Tomás se esforzó durante todo el semestre, estudió mucho, obtuvo muy buenas calificaciones, y así fue elegido como el mejor estudiante de la clase.
  • Delimita explicaciones y aclaraciones que pueden ser:
    • Aposiciones explicativas. Son palabras o enunciados que aportan información adicional sobre un sustantivo.
      Por ejemplo: Juan, el mejor amigo de mi primo, es el director del hospital.
    • Oraciones subordinadas adjetivas explicativas. Son aquellas que se utilizan para mencionar una característica o una aclaración sobre un sustantivo.
      Por ejemplo: Mi abuela, que sabe mucho de cocina, preparó el pastel de mi cumpleaños.
    • Adjetivos explicativos. Son aquellos que sirven para brindar una explicación para toda la oración.
      Por ejemplo: Los chicos, contentos, no querían irse del parque.
    • Elementos que no tienen una relación lógica con el resto de la oración. Son aclaraciones que se apartan del resto del enunciado.
      Por ejemplo: Mi madre, me olvidé de llamarla, traerá el postre para la cena de mañana.
    • Ampliaciones. Son enunciados que brindan información adicional.
      Por ejemplo: Todos los jugadores del equipo, incluso quienes no estaban de acuerdo, firmaron el contrato.
  • Delimita vocativos (sustantivos que se utilizan con el objetivo de llamar la atención de alguien). Por ejemplo:
    José, usted ha hecho un gran trabajo.
    Pero, Pedro, si no sales ahora, perderás el tren.
    Eres una persona muy especial, Daniela.
  • Delimita interjecciones o locuciones interjectivas (palabras que expresan emociones o que se utilizan para llamar la atención). Por ejemplo:
    ¡Ay!, me asusté con el ruido del viento.
    Hace mucho frío, ¡uf!, no sé si llevar más abrigo.
    ¡Ah!, ahora sí entendí el chiste.
  • Reemplaza a un verbo elidido (aquel que ha sido omitido en una oración, porque se sobreentiende). Por ejemplo:
    Julio estudia medicina y Gabriela, psicología.
    Las llaves están sobre la mesada y la cena, en el horno.
    La película, divertida e interesante.
  • Separa un complemento circunstancial de gran extensión cuando se coloca delante del verbo. Este uso es optativo. Por ejemplo:
    En las ciudades donde habitan muchas personas, el transporte público debe funcionar bien.
    Todos los sábados de mayo por la mañana, José estará haciendo un curso de comida japonesa.
    Muy lentamente y con mucho cuidado, él decoró el pastel.
  • Separa las frases condicionales o concesivas cuando se encuentran al comienzo de una oración. Las primeras comienzan con si, en caso de que, y las segundas con aunque, a pesar de que, o expresiones equivalentes. Por ejemplo:
    Si comienza a llover, no iremos al parque.
    En caso de que lleguemos temprano, habrá alguien esperándonos.
    Aunque haga mucho frío, iremos al supermercado.
    A pesar de que estudió, no logró aprobar el examen.
  • Se coloca delante de suboraciones que están introducidas por ciertas conjunciones o locuciones conjuntivas. Estas pueden ser adversativas (pero, sino, mas), consecutivas (así que, luego, conque), causales (pues, porque, dado que) o finales (para que, a fin de que, con el objeto de que). Por ejemplo:
    Leandro tenía mucho sueño, pero fue al cine.
    El tren está demorado, así que llegaremos tarde a la reunión.
    Es lógico que haya bajado la producción de maíz, pues hubo dos semanas de sequía.
    Trabajaron horas extras, a fin de que el pedido estuviera listo el jueves.

Atención: Si una proposición causal menciona el motivo real, y no simplemente una explicación lógica o posible, no se coloca coma delante de la conjunción. Por ejemplo: El techo del auto está abollado porque cayó granizo.

  • Se coloca delante de conjunciones que introducen una excepción, como salvo que, excepto que, a menos que. Por ejemplo:
    Nos iremos mañana de vacaciones, salvo que surja algún imprevisto.
    Tatiana jugará en el partido del sábado, excepto que Gabriela se recupere de la lesión antes de lo previsto.
    Ellos se mudarán a Florida, a menos que él consiga trabajo en Brasilia.
  • Se coloca detrás de diversos conectores, como es decir, o sea, pues bien, en primer lugar, además, sin embargo, en cambio, por lo tanto, finalmente. Por ejemplo:
    Sin embargo, muchos diputados votaron en contra.
    Finalmente, todo salió bien.
    Por lo tanto, el asunto quedó resuelto.

    Si el conector está en medio de una oración, también se coloca coma delante de este.
    Estos tomates son orgánicos, es decir, que en su producción no se utilizaron químicos.
  • Se coloca para separar etcétera (y su abreviatura etc.) del resto del enunciado. Por ejemplo:
    Compraron globos, caramelos, chocolates, guirnaldas, etc.
    Los obreros subieron los ladrillos, las bolsas de cemento, la pintura, el enduido, etc., para terminar de arreglar la pared.
    Los limoneros, los pinos, los eucaliptos, los ciruelos, etc., perfuman todo el parque.
  • Se coloca después de adverbios que modifican a toda una oración. Por ejemplo:
    Lamentablemente, no podré ir al museo hoy.
    Seguramente, mañana llueva.
    Posiblemente, vayamos a tu casa.

    Si el adverbio está en medio de una oración, también se coloca coma delante de este.
    Las aves, generalmente, arman nidos para sus crías.
  • Se coloca en expresiones numéricas para separar el entero del decimal. Por ejemplo:
    La pared mide 10,85 cm de ancho.
    La inflación es del 3,3 por ciento.
    La distancia es de 5,5 kilómetros.

Importante: Para delimitar aclaraciones y explicaciones, además de la coma, se pueden utilizar otros signos de puntuación:

  • Raya (—). Representa mayor aislamiento en relación con el enunciado principal que la coma, pero menor que el del paréntesis. Por ejemplo: Este verano —como casi todos los veranos— ellos se fueron de vacaciones a Cancún.
  • Paréntesis ( ). Representan mayor aislamiento que la coma y que la raya en relación con el enunciado principal. Por ejemplo: La obra se entrenará en el teatro antiguo (lugar que anteriormente era muy prestigioso, pero que hoy ya casi nadie recuerda).

Usos incorrectos de la coma

  • No se coloca coma entre sujeto y predicado.
    *Todos los felinos, son mamíferos. La forma correcta es: Todos los felinos son mamíferos. Sin embargo, si hay un inciso, como una aposición explicativa o una oración subordinada adjetiva explicativa, sí puede haber una coma entre sujeto y predicado. Por ejemplo: Mi vecino, que es el mejor amigo de mi primo, estudia medicina.
  • No se coloca coma después de pero.
    *Pero, ¿qué ha ocurrido? La forma correcta es: Pero ¿qué ha ocurrido? Sin embargo, si después de este conector hay un elemento que debe ir aislado entre comas, como un inciso o un vocativo, sí es correcto escribirla. Por ejemplo: He leído el libro varias veces, pero, Miguel, no lo he entendido.
  • No se coloca coma delante de la conjunción que si tiene valor consecutivo y si está precedida de tan(to) o tal.
    *Era tan alto, que no necesitaba subirse a un banco para cambiar las bombillas de luz. La forma correcta es: Era tan alto que no necesitaba subirse a un banco para cambiar las bombillas de luz.

Ejemplos de oraciones con coma

  1. En el cuadro hay un jarrón, un reloj, una silla y una ventana.
  2. Tomás, Luna, Gabriel y Luisa son mis primos.
  3. En esta tienda venden objetos decorativos de madera, de metal, de plástico y de tela.
  4. Miriam cocina los fideos, Teo prepara la salsa, María corta las frutillas y Leonardo bate la crema.
  5. Unos aman el fútbol, otros prefieren el baloncesto.
  6. José, el arquitecto de la construcción, presentó los planos en la oficina del gobierno.
  7. Esta tetera, que compramos en Japón, conserva la temperatura del agua durante una hora.
  8. La luna, radiante, iluminaba todo el campo.
  9. Félix, ¿lo conoces?, es un gran amigo de tu primo.
  10. Esta gripe, para los científicos, no produce síntomas graves.
  11. Mario, pásame la pinza, por favor.
  12. ¡Oh!, parece que está comenzando a nevar.
  13. Ignacio es peluquero y Hernán, contador.
  14. Aunque salieron tarde de su casa, llegaron antes de que comenzara la obra de teatro.
  15. Si te esfuerzas, cumplirás tus sueños.
  16. No era jugo de naranja, sino de pomelo.
  17. Finalmente, decidió que aceptaría el trabajo.
  18. Él regresó a su casa en subterráneo, porque había mucho tráfico.
  19. El niño mide 1,50 metros.
  20. El presidente, el gerente, los directores de cada departamento, los encargados, etc., están de acuerdo con el proyecto.

Sigue con:

Referencias

  • García Negroni, M. M., Pérgola, L. y Stern, M. (2004). El arte de escribir bien en español. Manual de corrección de estilo. Santiago Arcos.
  • Real Academia Española. (2005). Coma. En Diccionario Panhispánico de Dudas. https://www.rae.es/
  • Real Academia Española. (2010). Ortografía de la lengua española. Espasa.

Ejercicio: uso de la coma

Cómo citar

"Uso de la coma". Autor: Carla Giani. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/uso-de-la-coma/. Última edición: diciembre 18, 2023. Consultado: febrero 22, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Carla Giani

Profesora en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Revisado por: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires)

Última edición: diciembre 18, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)