Sinónimos y antónimos

Los sinónimos son palabras que tienen significados iguales o similares entre sí. En cambio, los antónimos son palabras que tienen significados opuestos o contrarios.

Ejemplos de sinónimos:

  • lleno / repleto
  • día / jornada
  • encontrar / hallar  

Ejemplos de antónimos:

  • lleno / vacío
  • día / noche
  • encontrar / perder

Buscador de sinónimos y antónimos

Las palabras sinónimas, al tener un significado igual o parecido, son fácilmente intercambiables en el contexto de una oración, sin que esta cambie su sentido general. Para ello, deben pertenecer a la misma categoría gramatical, al igual que los antónimos. Por ejemplo:

  • Adjetivos: El bar está lleno.
    El bar está repleto. (Sinónimo)
    El bar está vacío. (Anónimo)
  • Sustantivos: El día estaba caluroso.
    La jornada estaba calurosa. (Sinónimo)
    La noche estaba calurosa. (Antónimo)
  • Verbos: Encontré las llaves.
    Hallé las llaves. (Sinónimo)
    Perdí las llaves. (Antónimo)

Sin embargo, no todos los términos del español tienen sinónimos intercambiables, en particular aquellas palabras con significado muy específico o técnico, como por ejemplo tomografía. En cambio, los términos que se refieren a conceptos más abstractos suelen tener mayor cantidad de palabras sinónimas. Por ejemplo: inteligente, listo, sagaz, perspicaz, capaz, ingenioso, lúcido.

En el caso de las palabras antónimas, la mayoría de las palabras del español tiene su antónimo, aunque no siempre son términos estrictamente contrarios. Si bien existen ejemplos como padre / hijo o inicio / fin, que se contraponen y no existiría uno sin el otro, hay otros antónimos que se oponen solo en cierta parte de su significado, como es el caso de decir, que puede tener su antónimo en callar (no hablar) o en negar (no opinar).

El conocimiento de sinónimos y antónimos permite el enriquecimiento del lenguaje, evita las redundancias y vuelve un texto más claro y fluido.

Atención: Si bien lo habitual es encontrar sinónimos y antónimos para muchas palabras, estos no deben utilizarse de forma indistinta. Es muy importante tener en cuenta el contexto en el cual están insertas las palabras y las relaciones semánticas que establecen con las otras que las acompañan.

Ejemplos de sinónimos y antónimos

PalabraSinónimoAntónimo
aburridotediosodivertido
agregarañadirquitar
alargarestiraracortar
bodamatrimoniodivorcio
bonitobellofeo
costosocarobarato
cumbrepicovalle
demoniodiabloángel
desequilibradodesniveladoequilibrado
desordencaosorden
felicidadalegríamalestar
humildemodestosoberbio
humillarofenderalzar
iniciarcomenzarterminar
inocenteabsueltoculpable
limpioaseadosucio
luzclaridadoscuridad
magníficoespléndidomísero
mojarhumedecersecar
muertofallecidovivo
obedientedisciplinadodesobediente
orillabordecentro
páramodesiertobosque
principioiniciofin
todavíaaúnnunca
tranquilocalmonervioso
únicosingularmúltiple
valiosopreciadovulgar
verdadveracidadmentira
volverregresarmarcharse

Tipos de sinónimos

En una primera clasificación, los sinónimos se dividen en dos grandes grupos:

  • Sinónimos totales. Son aquellos términos que coinciden en su significado de forma exacta y son perfectamente intercambiables en una oración. Por ejemplo:
    Empezaremos a leer el capítulo uno.
    Comenzaremos a leer el capítulo uno.
  • Sinónimos parciales. Son aquellos términos que tienen el mismo significado en un contexto determinado, pero en otro cambian el sentido y no funcionan como tales. Por ejemplo:
    Se cortó la energía eléctrica.
    Se cortó la corriente eléctrica.

    (Energía y corriente son sinónimos solo en este contexto, pero no lo serían en “Me quedé sin energía en la carrera” o “La corriente del río es muy fuerte”).

Dentro de los sinónimos parciales, podemos diferenciar otros tipos, según el significado de las palabras y el grado de semejanza que existe entre estas:

  • Sinónimos conceptuales. Son aquellos términos que se refieren a un mismo concepto y podrían ser intercambiables, pero existe una preferencia por parte del usuario, quien elegirá una palabra por sobre otra. Por ejemplo:
    Nademos en la piscina.
    Nademos en la pileta.
  • Sinónimos contextuales. Son aquellos términos que se pueden intercambiar solo en contextos en los cuales su significado coincide. Por ejemplo:
    Las lentejas me caen pesadas. (Indigestas)
    Mis primas son pesadas. (Fastidiosas)
  • Sinónimos referenciales. Son aquellos términos que aluden a un mismo referente, pero que no significan puntualmente lo mismo. Es el caso de los hiperónimos (palabras cuyo significado incluye el de otras) o hipónimos (palabras cuyo significado está englobado en el de otras). Por ejemplo:
    Patricio se quebró un brazo.
    Patricio se quebró una extremidad.
  • Sinónimos de connotación. Son aquellos términos que no tienen un significado igual, pero connotan lo mismo en alguno de sus sentidos. Por ejemplo:
    Lionel Messi es un monstruo del fútbol.
    Lionel Messi es un genio del fútbol.

Tipos de antónimos

Según el grado de oposición en sus significados, los antónimos se clasifican en:

  • Antónimos absolutos. Son aquellos términos que expresan significados completamente contrarios. Por ejemplo:
    Mi tío Santiago es alto.
    Mi tío Santiago es bajo.
  • Antónimos relativos. Son aquellos términos cuyos significados se oponen de forma parcial, esto es, la contrariedad no es exacta y cabe la posibilidad de que otra palabra pueda expresar una oposición más profunda. Por ejemplo:
    Este monumento es colosal.
    Este monumento es pequeño. (Diminuto sería el antónimo absoluto, por lo cual pequeño es un antónimo relativo).

Según el significado de las palabras que se contraponen, los antónimos se clasifican en:

  • Antónimos recíprocos. Son aquellos términos que poseen significados contrarios con la particularidad de que la existencia de uno de ellos implica la del otro. Por ejemplo:
    Ayer se llevó adelante la venta de la propiedad.
    Ayer se llevó adelante la compra de la propiedad.
  • Antónimos complementarios. Son aquellos términos que poseen significados contrarios con la particularidad de que la existencia de uno excluye la del otro. Por ejemplo:
    La solicitud de María fue aceptada en la universidad.
    La solicitud de María fue rechazada en la universidad.
  • Antónimos graduales. Son aquellos términos que poseen significados contrarios y que tienen entre ellos palabras que implican graduación. Por ejemplo:
    Tocaron el timbre antes de que terminara la clase.
    Tocaron el timbre después de que terminara la clase. (Durante sería la palabra intermedia).

Por otro lado, según su forma, los antónimos se clasifican en:

  • Antónimos lexicales. Son aquellos términos que están formados por lexemas distintos, es decir, que no comparten una misma raíz. Por ejemplo:
    El verano estaba llegando a su fin.
    El invierno estaba llegando a su fin.
  • Antónimos morfológicos. Son aquellos términos que se forman agregando a la raíz de una palabra un prefijo de negación, privación u oposición, que puede ser a-, anti-, contra- des-, in-. Por lo general, son antónimos absolutos. Por ejemplo:
    El interés por el tema era evidente.
    El desinterés por el tema era evidente.

Sigue con:

Ejercicios: sinónimos y antónimos

Referencias

  • Barcia, R. (Ed.). (2010). Sinónimos castellanos. Universidad del Rosario.
  • Costa, D. (2022). Synonym. Encyclopedia Britannica. Britannica
  • Del Teso, E. (1994). Antónimos. Archivum: Revista de la Facultad de Filosofía y Letras, (44-45), 99-144.

Cómo citar

"Sinónimos y antónimos". Autor: Vanesa Rabotnikof. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/sinonimos-y-antonimos/. Última edición: enero 11, 2024. Consultado: febrero 21, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Vanesa Rabotnikof

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires). Especialización en Edición (Universidad Nacional de La Plata).

Revisado por: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires)

Última edición: enero 11, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)