Signos de interrogación y exclamación

Los signos de interrogación (¿?) se utilizan para enmarcar preguntas directas. Los signos de exclamación (¡!) se emplean para enmarcar enunciados exclamativos.

Ejemplos de signos de interrogación y exclamación:

  • ¿Qué hora es?
  • ¡Cuánto tiempo ha pasado!

Los signos de interrogación y de exclamación son dobles, es decir, que se colocan al principio y al final del enunciado que encierran. Los signos de apertura —(¿) o (¡)— se escriben junto a la palabra siguiente y separados por un espacio de la palabra anterior. Los signos de cierre —(?) o (!)— se escriben junto a la palabra anterior y separado por un espacio de la palabra siguiente.

Usos de los signos de interrogación

Los signos de interrogación o de pregunta se utilizan para enmarcar preguntas directas, que pueden coincidir o no con toda una oración. Por ejemplo:
¿Cuál es tu color favorito? / Si no llego temprano a casa, ¿podrías preparar la cena?

Importante: Las preguntas indirectas no están enmarcadas por signos de interrogación, sino que son introducidas por verbos como preguntar, consultar, saber, seguidos de la conjunción si o de un pronombre interrogativo. Por ejemplo: Le pregunté si iba a venir a la reunión. / No sé cuándo llegará el tren a la estación.

Reglas de uso de los signos de interrogación

Las reglas de uso de los signos de interrogación para preguntas directas o enunciados interrogativos directos son:

  • Siempre se coloca el signo de apertura y el de cierre. Por ejemplo:
    ¿Qué es una ecuación?
    ¿A qué hora comienza el partido?
    Disculpe, ¿dónde queda el supermercado?
  • Después del signo de interrogación de cierre (?), se pueden colocar otros signos de puntuación, como coma (,), punto y coma (;) y dos puntos (:), pero nunca un punto (.). Por ejemplo:
    ¿Hoy es tu cumpleaños?, perdón, pero no me acuerdo.
    ¿Cómo saberlo?; no nos ha dicho nada.
    ¿Has visto eso?: pasó un pájaro muy poco frecuente en esta zona.
  • Cuando hay dos o más preguntas juntas, se pueden escribir de dos maneras distintas. Si se considera que todos los enunciados interrogativos pertenecen a una misma oración, se los separa con coma o punto y coma, y solo el primero empieza con mayúscula. Por ejemplo:
    ¿A qué hora es la fiesta?, ¿asistirán todos los invitados?, ¿tengo que llevar algo para comer?
    ¿El pelícano es un ave?; ¿la jirafa, un mamífero?; ¿el salmón, un pez?

    En cambio, si se considera que las preguntas son oraciones independientes, no se las separa con otro signo de puntuación y todas comienzan con mayúscula. Por ejemplo:
    ¿Te gusta este vestido? ¿Creés que debería comprarlo? ¿O es más lindo el otro?
    ¿Tienes hambre? ¿Tienes sed? ¿Quieres que te prepare algo?
  • Si un vocativo (un sustantivo o una construcción sustantiva que se utiliza para llamar la atención de una persona) está al comienzo de la oración, queda por fuera de la pregunta. Por ejemplo:
    Mariela, ¿a qué universidad fuiste?
    Sandra y María, ¿ustedes son de Honduras?
    Señor, ¿puede firmar aquí?

    En cambio, si el vocativo está al final de la oración, se lo incluye dentro de la pregunta. Por ejemplo:
    ¿Viste el partido de baloncesto, Ariel?
    ¿Te gustó la comida, Carlos?
    ¿Terminaste el informe, Dolores?
  • Las construcciones que introducen un tema siempre quedan por fuera de la pregunta. Por ejemplo:
    En relación con la economía, ¿cree que la situación mejorará?
    Teniendo en cuenta la inflación, ¿es un buen momento para hacer una inversión tan arriesgada?
    Sobre ese asunto, ¿qué opinan los expertos?
  • Si están al comienzo de una oración, quedan por fuera de la pregunta:
    • Los enunciados condicionales (designan condiciones y suelen comenzar con la conjunción si o expresiones equivalentes). Por ejemplo:
      Si para de llover, ¿vamos al parque?
    • Los enunciados concesivos (señalan un obstáculo o un impedimento y suelen comenzar con la conjunción aunque o expresiones equivalentes). Por ejemplo:
      Aunque haga mucho calor, ¿iremos a la playa?
    • Los enunciados causales (indican el motivo de una acción y suelen comenzar con la conjunción puesto que o expresiones equivalentes). Por ejemplo:
      Puesto que se cortó la luz, ¿pasamos la presentación para otro día?
    • Los enunciados finales (introducen un objetivo y suelen comenzar con la conjunción para o expresiones equivalentes). Por ejemplo:
      Para llegar a la cima de la montaña, ¿tenemos que ir por este camino?
  • Sin embargo, cuando estos enunciados están al final de la oración, se los incluye en la pregunta. Por ejemplo:
    ¿Vamos al parque si para de llover?
    ¿Iremos a la playa aunque haga mucho calor?
    ¿Pasamos la presentación para otro día, puesto que se cortó la luz?
    ¿Tenemos que ir por este camino para llegar a la cima de la montaña?
  • Los enunciados aseverativos (aquellos que afirman o niegan algo) quedan por fuera de las preguntas que sirven para confirmar información. Por ejemplo:
    Mañana es feriado, ¿no?
    Tu casa queda en este barrio, ¿cierto?
    Todas las plantas tienen hojas, ¿verdad?
  • Las preguntas que conforman títulos o subtítulos pueden ir o no con signos de interrogación. Por ejemplo:
    ¿Qué es una pregunta? / Qué es una pregunta
    ¿Cuáles son las causas de la Revolución Industrial? / Cuáles son las causas de la revolución industrial
    ¿Qué es un ecosistema? / Qué es un ecosistema

Otros usos de los signos de interrogación

Los signos de interrogación también se pueden utilizar para:

  • Manifestar duda o ironía. En este caso, únicamente se escribe el signo de cierre entre paréntesis. Por ejemplo:
    Estoy segura (?) de que hoy lloverá.
  • Manifestar desconocimiento o duda sobre determinada información. En este caso, se pueden colocar ambos signos o solo el de cierre. Por ejemplo:
    Pablo Hernández (1456 - ¿1513?) fue un gran escritor. / Josefina Pérez (1865 - ?) fue una gran pintora.

Usos de los signos de exclamación

Los signos de exclamación o de admiración se utilizan para enmarcar:

  • Enunciados exclamativos. Son enunciados que expresan sorpresa, elevación del tono de voz o emociones, y pueden coincidir o no con toda la oración. Por ejemplo:
    ¡Qué lindo paisaje!
    Sé que nos ha costado mucho hacer este trabajo, pero ¡ha quedado excelente!
  • Interjecciones o locuciones interjectivas. Son palabras o conjuntos de palabras que expresan sentimientos y estados de ánimo o que se utilizan para llamar la atención de una persona. Por ejemplo:
    ¡Ay! Me lastimé. 
    ¡Uf! Qué calor hace en esta habitación.
  • Onomatopeyas. Son palabras que imitan un sonido. Por ejemplo:
    ¡Zas!
    ¡Bum!
  • Vocativos. Son sustantivos o construcciones sustantivas que se utilizan para llamar la atención de una persona. Por ejemplo:
    ¡Carlos! ¿Me escuchas?
    ¡Alumnos! Vamos a dar comienzo a la clase.

Reglas de uso de los signos de interrogación

  • Siempre se coloca el signo de apertura y el de cierre. Por ejemplo:
    ¡Cuánto tiempo sin vernos!
    ¡Tienes razón!
    ¡Ganamos el partido!
  • Después del signo de exclamación de cierre, se pueden colocar otros signos de puntuación, como coma (,), punto y coma (;) y dos puntos (:), pero nunca un punto (.). Por ejemplo:
    ¡Ay!, me duele la rodilla.
    ¡Cuidado!: ese peldaño de la escalera está roto.
    ¡Todo irá mejor!; pronto verás que el problema se solucionará.
  • Cuando hay dos o más enunciados exclamativos juntos, se pueden escribir de dos maneras diferentes. Si se considera que todos todos los enunciados exclamativos pertenecen a la misma oración, van separados por coma (,) o punto y coma (;) y solo el primero comienza con mayúscula. Por ejemplo:
    ¡Qué lindo verte!, ¡tanto tiempo!, ¡qué alegría!
    ¡Qué rica cena!; ¡la lasaña!; ¡la salsa!; ¡el queso!

    En cambio, si se considera que los enunciados son oraciones independientes, no van separados por ningún signo de puntuación y todos comienzan con mayúscula. Por ejemplo:
    ¡Qué calor! ¡La presión está muy baja! ¡Me duele la cabeza!
    ¡Qué alegría! ¡Vamos a ir a la reserva ecológica! ¡Nunca fui!
  • Si un vocativo está al comienzo de la oración, no se lo incluye entre los signos de exclamación. Por ejemplo:
    Amigos, ¡hoy ganaremos el torneo!
    Pablo, ¡te llamo luego!
    Tú, ¡pásame el destornillador!

    En cambio, si el vocativo está al final de la oración, se lo incluye entre los signos de exclamación. Por ejemplo:
    ¡Ya casi llegamos a la meta, Pedro!
    ¡No te rindas, Jorge!
    ¡Aprobamos el examen, compañeros!
  • Si están al comienzo de una oración, quedan por fuera de la exclamación:
    • Los enunciados condicionales (designan condiciones y suelen comenzar con la conjunción si o expresiones equivalentes). Por ejemplo:
      Si no llego en cinco minutos al aeropuerto, ¡perderé el avión!
    • Los enunciados concesivos (señalan un obstáculo o un impedimento y suelen comenzar con la conjunción aunque o expresiones equivalentes). Por ejemplo:
      Aunque lo haya intentado muchas veces, ¡no puedo resolver esta ecuación!
    • Los enunciados causales (indican el motivo de una acción y suelen comenzar con la conjunción puesto que o expresiones equivalentes). Por ejemplo:
      Puesto que está nevando mucho, ¡se suspendieron las clases!
    • Los enunciados finales (introducen un objetivo y suelen comenzar con la conjunción para o expresiones equivalentes). Por ejemplo:
      Para hacer esa excursión, ¡necesitas ropa para la nieve!
      Sin embargo, cuando estos enunciados están al final de la oración, se los escribe dentro de los signos de exclamación. Por ejemplo:
      ¡Perderé el avión si no llego en cinco minutos al aeropuerto!
      ¡No puedo resolver esta ecuación aunque lo haya intentado muchas veces!
      ¡Se suspendieron las clases, puesto que está nevando mucho!
      ¡Necesitas ropa de nieve para hacer esa excursión!
  • En los textos literarios, se pueden escribir dos o tres signos de exclamación de apertura y de cierre, para dar más énfasis a una expresión o un enunciado. Por ejemplo:
    ¡¡¡Te amo con toda mi alma!!!
    ¡¡Encontramos el tesoro!!
    ¡¡¡Sean felices!!!
  • Si una palabra o una construcción breve se repite varias veces, todo el enunciado tiene que estar dentro de los signos de exclamación. Por ejemplo:
    ¡Viva, viva, viva!
    ¡No, no, no!
    ¡Hurra, hurra, hurra!

Otros usos de los signos de exclamación

Los signos de exclamación también se pueden utilizar para manifestar sorpresa o ironía. En este caso, únicamente se coloca el signo de cierre entre paréntesis. Por ejemplo: Un pulpo (!) adivinó qué jugador ganaría el partido de tenis.

Uso de los signos de interrogación y de exclamación juntos. Cuando una oración es exclamativa e interrogativa, se pueden colocar tanto signos de exclamación como de interrogación. Por ejemplo:
¡¿Ya son las doce?!
¿¡Aún no has visto el final de la serie!?

Errores frecuentes en el uso de los signos de interrogación y exclamación

  • No se coloca punto después de los signos de cierre de interrogación o exclamación. Por ejemplo: *¿Los seres humanos son mamíferos?. / *¡Cómo llueve!. La forma correcta es:
    ¿Los seres humanos son mamíferos?
    ¡Cómo llueve!
  • No se deben omitir los signos de apertura de interrogación o de exclamación. Por ejemplo: *Qué es el calentamiento global? / *Qué bien huele la comida! La forma correcta es:
    ¿Qué es el calentamiento global?
    ¡Qué bien huele la comida!

Ejemplos de oraciones con signos de interrogación y exclamación

  1. ¿Cuánto cuesta esta chaqueta? ¿Hay de otros colores? ¿Se puede pagar en cuotas?
  2. Si todos los felinos son mamíferos, ¿el león es un mamífero?
  3. ¿Tú escribiste este libro?, realmente es muy bueno.
  4. Señor, ¿me podría decir la hora?
  5. ¿Tengo que acreditarme en la recepción para escuchar la conferencia?
  6. Aunque nunca haya esquiado, ¿puedo tomar una clase de snowboard?
  7. ¡¿Has escalado el Everest?!
  8. Para las elecciones presidenciales, ¿quién se presentará como candidato de su partido?
  9. ¿Pedimos comida a domicilio ya que todos estamos muy cansados?
  10. Este auto es eléctrico, ¿verdad?
  11. ¡No abras el paquete!: es una sorpresa.
  12. ¡Feliz día del amigo!
  13. ¡Ea!, conseguiste el empleo.
  14. ¡Está despejado! ¡Iremos a andar en canoa! ¡Será un gran día!
  15. ¡Ganaste la medalla de oro, Nicolás!
  16. Si todo sale bien, ¡compraremos la casa el lunes!
  17. ¡Pude terminar la caminata aunque fue muy difícil!
  18. ¡Concéntrate, concéntrate, concéntrate!
  19. Para obtener la beca, ¡tienes que estudiar mucho!
  20. ¡Felicitaciones!; te graduaste con diploma de honor.

Sigue con:

Referencias

  • García Negroni, M. M., Pérgola, L. y Stern, M. (2004). El arte de escribir bien en español. Manual de corrección de estilo. Santiago Arcos.
  • Real Academia Española. (2005). Interrogación y exclamación (signos de). En Diccionario panhispánico de dudas. https://www.rae.es/
  • Real Academia Española. (2010). Ortografía de la lengua española. Espasa.

Ejercicio: signos de interrogación y exclamación

Cómo citar

"Signos de interrogación y exclamación". Autor: Carla Giani. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/signos-de-interrogacion-y-exclamacion/. Última edición: marzo 20, 2024. Consultado: abril 9, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Carla Giani

Profesora en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Revisado por: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires)

Última edición: marzo 20, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)