Partes de un ensayo

Un ensayo es un texto en el que un autor analiza un tema desde una perspectiva novedosa y expresando su punto de vista sobre el asunto, que se sostiene mediante argumentos sólidos.

Las partes de un ensayo son:

  • Título. Se designan el tema y su abordaje.
  • Introducción. Se describe el tema, se expresa el punto de vista del autor y se enuncia la estructura del texto.
  • Desarrollo, cuerpo o nudo. Se desarrollan el punto de vista, los argumentos que lo sostienen y se pueden mencionar posturas contrarias.
  • Conclusión o cierre. Se realiza una síntesis y se expresa un razonamiento final.
  • Referencias. Se mencionan las fuentes citadas.
  • Bibliografía. Se mencionan las fuentes consultadas.

Todos los ensayos constan de estas partes, aunque su extensión, su tema, su abordaje y su estilo pueden variar según la elección del autor, el objetivo con el que se escribe y el contexto en el que se publica.

Los ensayos son, por un lado, textos expositivos, puesto que brindan información objetiva y verificable sobre un tema. Por otro lado, son textos argumentativos, ya que enuncian una tesis o un punto de vista que se justifica con argumentos.

Importante: Existen distintos tipos de ensayos, como el académico, el literario, el científico, el histórico y el filosófico. Si bien presentan diferentes características, todos suelen tener la misma estructura, es decir, que están conformados por las mismas partes.

Partes de un ensayo

Según su orden de aparición, las partes de la estructura de un ensayo son el título; la introducción; el desarrollo, cuerpo o nudo; la conclusión o cierre; las referencias y la bibliografía.

1. Título

El título es la parte de un ensayo que está compuesta por una o pocas palabras y que debe hacer referencia al tema central y a su abordaje. Además, debe generar interés en el lector, con el objetivo de que quiera continuar leyendo el resto del texto. Por ejemplo: La educación virtual, ¿reemplazará a la educación presencial?

2. Introducción

La introducción es la parte de un ensayo en la que se resumen las ideas más importantes que se desarrollarán a lo largo del texto. Por lo tanto, en esta sección se incluyen:

  • El tema. Se describe el tema y se brinda toda la información necesaria para que el lector cuente con los conceptos clave que le permitirán comprender el resto del texto. Además, se delimita el tema, es decir, se menciona qué aspectos se analizarán.
    Por ejemplo: La educación virtual como reemplazo de la educación presencial.
  • La tesis del autor. Se menciona la postura o el punto de vista del autor sobre el tema.
    Por ejemplo: La educación virtual no podrá reemplazar completamente a la educación presencial, sino que funciona como un complemento.
  • La organización del resto del ensayo. Se menciona cómo es la estructura del resto del texto. Esta parte no se encuentra en todos los ensayos, pero es recomendable incluirla en aquellos que son muy extensos.

La introducción debe ser clara, breve e interesante, puesto que es la parte en la que el lector decide si continuará leyendo el resto del texto.

3. Desarrollo, cuerpo o nudo

El desarrollo, el cuerpo o el nudo es la parte más extensa del texto, puesto que se brinda la mayor cantidad de información. En esta sección, se incluyen:

  • La tesis del autor. Se expresa la postura del autor con mayor detalle.
  • Los argumentos. Se incluyen razonamientos lógicos que sirven para justificar la tesis y que se han elaborado con fuentes confiables. En muchos casos, se citan los trabajos de otros autores, para dar mayor credibilidad a los argumentos. Por ejemplo:
    Argumento 1: La educación virtual se emplea para que la educación formal y tradicional llegue a sectores que antes se encontraban excluidos.
    Argumento 2: La educación virtual permite que los docentes de los distintos niveles educativos puedan compartir bibliografía y distintos tipos de materiales, asignar tareas, evaluar e interactuar con los estudiantes de manera sencilla.
  • Las posturas contrarias. En ensayos más extensos, se mencionan las posturas de otros autores que son contrarias a la expuesta en el ensayo y que, por lo tanto, se intentan refutar. Por ejemplo:
    Otros autores sostienen que la educación virtual tiende a ser únicamente en línea.

4. Conclusión o cierre

La conclusión o el cierre es breve y es el final del texto. En esta sección, se incluyen:

  • Un resumen. Se realiza una síntesis del desarrollo, es decir, de lo más importante de cada argumento y de la tesis.
    Por ejemplo: La mayoría de las veces, la educación virtual funciona como complemento de la educación tradicional, puesto que permite garantizar el acceso a más personas y generar actividades que sirven para que los alumnos refuercen los temas estudiados en clase.
  • Un razonamiento final. Se incluye un enunciado que se desprende del desarrollo a modo de conclusión final o que reafirma la tesis del autor mencionada en la introducción.
    Por ejemplo: La educación virtual llegó para fortalecer a la educación tradicional y presencial, y no para reemplazarla.
  • Una reflexión final. Se incluyen comentarios para que el lector reflexione sobre lo leído o que funcionan como disparadores para otros análisis posibles.
    Por ejemplo: Es recomendable preguntarse cómo se desarrollará este fenómeno en el futuro.

5. Referencias

Las referencias es la parte en la que se mencionan las fuentes que fueron citadas en el texto. Según el formato APA, se colocan en hoja aparte bajo el título Referencias, en orden alfabético y con sangría francesa.

Además, según el tipo de fuente, se brinda distinta información, por ejemplo:

  • Libros. Apellido del autor, letra inicial del nombre. (año de publicación). Título del libro. Editorial.
    Por ejemplo: Sierra Varón, C. A. (2012). Educación virtual, aprendizaje autónomo y construcción de conocimiento. Editorial Politécnico Grancolombiano.
  • Artículos de revista. Apellido del autor, letra inicial del nombre. (año de publicación). Título del artículo. Nombre de la revista, volumen(número), página de inicio-página de fin.
    Por ejemplo: Nieto Göller, R. A. (2012). Educación virtual o virtualidad de la educación. Revista historia de la educación latinoamericana, 14(19), 137-150.
  • Sitios web. Nombre de la organización o Apellido del autor, letra inicial del nombre. (fecha). Título del artículo. Nombre del sitio web. Dirección del sitio web.
    Por ejemplo: Educ.ar. (10 de abril de 2020). De qué hablamos cuando hablamos de educación virtual. Educ.ar. https://www.educ.ar

6. Bibliografía

La bibliografía es la parte en la que se mencionan las fuentes que usó el autor para saber más sobre el tema, pero que no se incluyen en las referencias, porque no se citaron en el ensayo.

Esta sección se encuentra en hoja aparte, con el título Bibliografía y con el mismo formato que las referencias.

Ejemplo de un ensayo

La educación virtual, ¿reemplazará a la educación presencial?

La educación virtual, también denominada educación a distancia, es aquella que se lleva a cabo mediante el empleo de distintas tecnologías, puesto que los estudiantes aprenden una asignatura utilizando plataformas virtuales. Se diferencia de la educación tradicional o presencial, porque en esta última la enseñanza y el aprendizaje se llevan a cabo en un salón de clases, donde los profesores y los alumnos se encuentran presentes en el mismo lugar y momento.

La educación virtual se desarrolló muchísimo en los últimos años gracias a los avances tecnológicos, pero eso no llevó a que reemplazara a la educación tradicional o presencial, sino a que la complementara.

Esta complementación se debe a que la educación virtual garantiza que más personas puedan acceder a la educación formal y tradicional y a que se puedan llevar a cabo tareas a distancia.

Por un lado, desde hace quince años la educación virtual se emplea para que la educación formal y tradicional llegue a sectores que antes se encontraban excluidos. Como sostiene Rafael Andrés Nieto Göller:

La "educación virtual" –abierta y a distancia– se perfila como una panacea ante estos retos, al ofrecer ampliar las oportunidades de acceso a los grupos sociales marginados o desatendidos, al igual que a otros grupos sociales cuyas necesidades espacio-temporales así lo requieren. (2012, p. 139)

Por otro lado, la educación virtual permite que los docentes de los distintos niveles educativos puedan compartir bibliografía y distintos tipos de materiales, asignar tareas, evaluar e interactuar con los estudiantes de manera sencilla. De esta forma, las actividades que se realizan en las plataformas virtuales son un plus para que los estudiantes puedan asimilar mejor los temas que aprendieron en el salón de clases.

Sin embargo, otros autores sostienen que la educación virtual tiende a ser únicamente en línea, es decir, que un curso o una asignatura solo se dictan mediante campus virtuales, sin interacción presencial. Pero, en verdad, esto ocurre en muy pocos casos y, generalmente, en la educación superior.

En resumen, la mayoría de las veces, la educación virtual funciona como complemento de la educación tradicional, puesto que permite garantizar el acceso a más personas y generar actividades que sirven para que los alumnos refuercen los temas estudiados en clase. Por lo tanto, excluyendo algunos cursos que solo se dictan en línea, la educación virtual llegó para fortalecer a la educación tradicional y presencial, y no para reemplazarla. Pero es recomendable preguntarse cómo se desarrollará este fenómeno en el futuro.

Referencias

Nieto Göller, R. A. (2012). Educación virtual o virtualidad de la educación. Revista historia de la educación latinoamericana, 14(19), 137-150.

Bibliografía

Crisol Moya, E., Herrera Nieves, L. B., y Montes Soldado, R. (2020). Educación virtual para todos: una revisión sistemática. Education in the knowledge society: EKS.

Educ.ar. (10 de abril de 2020). De qué hablamos cuando hablamos de educación virtual. Educ.ar. https://www.educ.ar/

Sierra Varón, C. A. (2012). Educación virtual, aprendizaje autónomo y construcción de conocimiento. Editorial Politécnico Grancolombiano.

¿Cómo escribir un ensayo?

Para escribir un ensayo, se puede seguir una serie de pasos:

  • Definir y delimitar el tema. Se debe decidir sobre qué tema se escribirá y qué aspectos de este se buscan desarrollar. Es necesario tener en cuenta que el tema debe ser interesante para el autor y para el lector.
  • Investigar. Se deben consultar fuentes confiables, como libros especializados, manuales, artículos, repositorios académicos y otros ensayos. En este paso, es conveniente anotar las ideas y los conceptos más importantes.
  • Elaborar la tesis. Se debe determinar cuál será el punto de vista del autor para analizar el tema y los argumentos que lo justificarán.
  • Realizar un bosquejo. Se debe realizar una lista sobre qué información se incluirá en cada párrafo teniendo en cuenta la estructura del ensayo.
  • Escribir el ensayo. Se debe escribir el texto siguiendo el bosquejo, empleando el lenguaje formal y teniendo en cuenta quién lo leerá.
  • Revisar el texto. Se debe leer el ensayo verificando que la cohesión, la coherencia, la ortografía, la puntuación y la sintaxis sean correctas.

Sigue con:

Ejercicios: partes de un ensayo

Indica qué información corresponde a cada parte de un ensayo.

Referencias

  • Alzate Yepes, T. (2009). Hay que enseñar a hacer ensayos. Revista Iberoamericana de Educación, 48(6), 1-5.
  • Angulo Marcial, N. (2013). El ensayo: algunos elementos para la reflexión. Innovación educativa, 13(61), 107-121.

Cómo citar

"Partes de un ensayo". Autor: Carla Giani. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/partes-de-un-ensayo/. Última edición: diciembre 12, 2023. Consultado: febrero 22, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Carla Giani

Profesora en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Revisado por: Inés Iraeta

Licenciada en Comunicación Periodística (Universidad Católica Argentina)

Última edición: diciembre 12, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)