Métrica de un poema

La métrica es el conjunto de reglas relativas a la medida silábica de los versos y a la distribución de las estrofas de un poema. Para conocer la métrica de un poema, se deben contar las sílabas y este número brindará información acerca del nombre del verso.

Antiguamente, las obras poéticas del género lírico y dramático se componían en base a las reglas de la métrica. De esta forma, los poetas conseguían dotar a la composición de ritmo mediante las rimas y la métrica o medida de los versos. Sin embargo, en la actualidad no se las suele utilizar, porque los poetas utilizan un estilo más libre y menos estructurado.

Importante: Para entender el concepto y las reglas de la métrica, es necesario atender a los siguientes conceptos básicos de la poesía:

  • Verso. Son las líneas que componen un poema. Puede estar compuesto por una o varias oraciones.
    Por ejemplo: versos de arte menor y versos de arte mayor.
  • Estrofa. Es un conjunto de versos que se separan de otras mediante un espacio en blanco. Las estrofas pueden tener o no la misma rima o medida. Existen distintos tipos de estrofas según la extensión, la cantidad de versos y el tipo de rima.
    Por ejemplo: pareado, terceto, cuarteto, quintilla.
  • Poema. Es el conjunto de versos y estrofas. Cabe destacar que también puede haber poemas escritos en prosa. Existen distintos tipos de poemas y cada uno tiene reglas métricas específicas.
    Por ejemplo: soneto, oda, romance, himno.

Reglas de la métrica en la poesía

La norma de la medida de los poemas españoles está fijada por la palabra grave. Por lo que, cuando un verso termina con una palabra aguda o esdrújula, es necesario añadir o eliminar una sílaba.

Entonces, para contar la cantidad de sílabas que tiene un verso, se debe tener en cuenta con qué tipo de palabra termina y seguir las siguientes reglas:

  • Si el verso termina en palabra aguda o monosílaba, se suma una sílaba.
    Por ejemplo: Escribo mis versos sin querer.
    “Querer” es una palabra aguda, por lo tanto, se agrega una sílaba y se forma un verso decasílabo.
  • Si el verso termina en palabra grave, no se suman ni se restan sílabas.
    Por ejemplo: Procuro decir lo siento.
    “Siento” es una palabra grave, por lo tanto, no se agregan ni se restan sílabas y queda un verso octosílabo.
  • Si el verso termina en palabra esdrújula, se resta una sílaba.
    Por ejemplo: Un camino por los árboles.
    “Árboles” es una palabra esdrújula, por lo tanto, se resta una sílaba y queda un verso octosílabo.

Licencias métricas en la poesía

Las licencias métricas o licencias poéticas permiten al autor modificar el número de sílabas de una palabra mediante recursos convencionales para que esta entre dentro del metro.

Así, las licencias métricas son:

  • Sinalefa. Consiste en la unión en una sola sílaba de las vocales finales e iniciales de dos palabras contiguas. Es una forma natural de la pronunciación del español. El conjunto se cuenta como una sola sílaba métrica. Coincide con el metaplasmo, figura retórica de dicción que se produce por modificaciones de los sonidos de la palabra.
    Por ejemplo: Y otra vez con el ala a sus cristales.
    Es un verso que tiene dos sinalefas y, por ende, once sílabas.
  • Dialefa. Consiste en dejar los finales y comienzos vocálicos de dos palabras en sílabas distintas. Es el procedimiento contrario a la sinalefa y no ocurre naturalmente en la lengua. También se la llama hiato.
    Por ejemplo: La noche alegre.
    Es un verso que tiene una dialefa para llegar a tener seis sílabas, dado que todos los versos alrededor de este son hexasílabos.
  • Sinéresis. Consiste en la unión de dos vocales que forman hiato y que deberían estar en sílabas distintas. Es muy parecida a la sinalefa, pero la sinéresis se da en el interior de una misma palabra.
    Por ejemplo: La poesía es mi vida.
    Es un verso de ocho sílabas, porque el hiato se pronuncia en una sola sílaba.
  • Diéresis. Consiste en desarmar un diptongo, esto es la unión de dos vocales en una sílaba, dentro de una palabra y pronunciar las vocales en sílabas diferentes. En los textos antiguos, esta licencia se indica utilizando un signo llamado crema (¨).
    Por ejemplo: Es suficïente dinero.
    Es un verso de nueve sílabas, porque el diptongo se transforma en hiato y se marca con la crema.

Si a uno
Si a u-no = 2 sílabas
le dan
le- dan = 3 sílabas (2 + 1)
palos de ciego
pa- los- de- cie-go = 5 sílabas
la única
la ú-ni-ca = 2 sílabas (3 - 1)
respuesta eficaz
res-pues-ta e-fi-caz = 6 sílabas (5 + 1)
es dar
es- dar = 3 sílabas (2 + 1)
palos
pa-los = 2 sílabas
de vidente.
de- vi-den-te. = 4 sílabas

(Mario Benedetti, “Contraofensiva” en Cotidianas - 1979)

Tipos de versos

La métrica española distingue en dos grandes grupos los tipos de versos, según su longitud:

  • Versos de arte menor. Tienen entre dos y ocho sílabas, que se utilizan en la poesía popular.
  • Versos de arte mayor. Tienen entre nueve y catorce sílabas, que se utilizan en poesías de temas cultos.
Versos de arte menor Bisílabo 2 sílabas Noche.
(No-che)
Trisílabo 3 sílabas La noche.
(La-no-che)
Tetrasílabo 4 sílabas Bella noche.
(Be-lla no-che).
Pentasílabo 5 sílabas Oscura noche.
(Os-cu-ra-no-che)
Hexasílabo 6 sílabas La oscura noche.
(La-os-cu-ra-no-che)
Heptasílabo 7 sílabas Esta oscura noche.
(Es-ta-os-cu-ra-no-che)
Octosílabo 8 sílabas La noche está oscura.
(La-no-che-es-tá-os-cu-ra)
Versos de arte mayor Eneasílabo 9 sílabas La fábula de la cigarra
(La-fá-bu-la-de-la-ci-ga-rra)
Decasílabo 10 sílabas Esta fábula de la cigarra.
(Es-ta-fá-bu-la-de-la-ci-ga-rra)
Endecasílabo 11 sílabas La clara fábula de la cigarra.
(La-cla-ra-fá-bu-la-de-la-ci-ga-rra)
Dodecasílabo 12 sílabas Leyeron la fábula de la cigarra.
(Le-ye-ron- la-fá-bu-la-de-la-ci-ga-rra)
Tridecasílabo 13 sílabas No leyeron la fábula de la cigarra.
(No-le-ye-ron-la-fá-bu-la-de-la-ci-ga-rra)
Alejandrino 14 sílabas Jamás leyeron la fábula de la cigarra.
(Ja-más-le-ye-ron-la-fá-bu-la-de-la-ci-ga-rra)

El ritmo y la rima

El ritmo es el rasgo dominante del verso y suele tratarse de un elemento acústico. Se establece por diferentes causas: por el número de sílabas de los versos, el acento, la pausa, las repeticiones de los sonidos y la rima.

En la métrica se distinguen dos tipos de rima:

  • Rima consonante. Es la repetición de todos los sonidos a partir de la última vocal acentuada. Por ejemplo:

Ya estoy tranquilo. Ya no espero nada.
Ya sobre mi vacío corazón
desciende la inconsciencia agraciada
de no querer una ilusión.

(Fernando Pessoa, “Ya estoy tranquilo, ya no espero nada”, traducción de Marcelo Cohen)

  • Rima asonante. Es la repetición solo de las vocales a partir de la última vocal acentuada. Por ejemplo:

Casi anónima sonríes
y el sol te dora el cabello.
¿Por qué para ser feliz
hace falta no saberlo?

(Fernando Pessoa, “Casi anónima sonríes”, traducción de Marcelo Cohen)

Sigue con:

Referencias

  • Darebný, J. y Vázquez Touriňo, D. (2016). E-manual de Métrica española. Disponible en: Muni
  • Navarro Tomás. (1991), Métrica española. Labor.
  • Porras, J. S.   (2011). Métrica. En Desviaciones sonoras. Portal Académico del CCH, UNAM.  Disponible en: Portal Académico del CCH

Ejercicio: métrica de un poema

Cómo citar

"Métrica de un poema". Autor: Vanesa Rabotnikof. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/metrica-de-un-poema/. Última edición: marzo 19, 2024. Consultado: abril 9, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Vanesa Rabotnikof

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires). Especialización en Edición (Universidad Nacional de La Plata).

Revisado por: Inés Iraeta

Licenciada en Comunicación Periodística (Universidad Católica Argentina)

Última edición: marzo 19, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)