Literatura romana

La literatura romana es el conjunto de obras literarias compuestas en latín, en la Antigua Roma, desde el siglo III a. C. hasta el siglo V d. C.

Ejemplos de literatura romana:

  • La Eneida, de Virgilio
  • El arte de amar, de Ovidio
  • Comentarios a la guerra de las Galias, de Julio César

La cultura romana miró siempre a la cultura griega y, en el ámbito de la literatura, los autores romanos imitaron a conciencia a los poetas griegos. Los grandes géneros cultivados por la literatura romana, la epopeya, el teatro y la poesía lírica, fueron heredados de los griegos y modificados por los romanos para adecuarlos a sus propios valores e historia.

Algunos pensadores consideran que no se debería hablar de literatura griega por un lado y literatura romana por el otro. Puesto que gracias al ingenio de los griegos y luego a la universalidad que le dio el Imperio romano a su cultura, las ideas grecolatinas llegaron a tener la influencia que tienen en todo el mundo occidental.

Características de la literatura romana

Las principales características de la literatura romana son:

  • Influencia griega. Los escritores romanos se inspiraron en la poesía épica, el teatro y la poesía lírica de los griegos. Sin embargo, a pesar de esta influencia, los romanos incluyeron novedades propias que dieron lugar a grandes obras literarias.
  • Épica. Inspirados en la épica homérica, los autores romanos escribieron grandes poemas épicos, entre los que se destaca La Eneida de Virgilio, que fue escrita por orden del emperador Augusto para glorificar a Roma y emparentar a sus gobernantes con los héroes y dioses griegos.
  • Poesía lírica. Los romanos legaron la obra de grandes poetas, entre ellos Ovidio, Horacio y Virgilio, quienes retomaron algunos temas y formas de la literatura griega pero le imprimieron su sello propio, lo que los convirtió en clásicos de la literatura occidental.
  • Teatro. Los romanos se destacaron en la producción de obras teatrales cómicas, con autores como Plauto y Terencio. Las únicas obras trágicas conservadas de la literatura romana son las de Séneca.
  • Retórica y oratoria. Los romanos valoraban enormemente el poder persuasivo de la palabra y la capacidad de expresarse de manera efectiva, por eso, la retórica y la oratoria ocuparon un lugar central en la literatura romana. Su mejor exponente es el autor Cicerón.
  • Historia. Los romanos se destacaron en la escritura de textos históricos, preocupados por narrar los eventos políticos y militares de la República y el Imperio. Sus autores más destacados fueron Julio César, Tito Livio y Tácito.

Géneros de la literatura romana

Los principales géneros de la literatura romana fueron el teatro, la lírica, la épica, la oratoria y la historia.

Teatro

Las primeras obras literarias romanas de las que se tiene noticia eran obras dramáticas que se conservan fragmentadas. Algunos de los autores conocidos de este primer momento fueron Lucio Livio Andrónico y Gneo Nevio, ambos nacidos en el siglo III a. C. Más adelante, aparecieron una serie de autores cuyas obras se conservan hasta la actualidad. Algunos de ellos son:

  • Plauto (254-184 a. C.). Fue el primer escritor de teatro de obra conocida y escribió 130 comedias de las cuales 21 han llegado completas hasta la actualidad. Todas sus comedias son palliatae, es decir, tienen fuente griega, pero lo que las hace originales es que no se basan en una sola comedia griega, sino que mezclan los asuntos de varias de ellas. Otra originalidad de este autor es que, a pesar de que los eventos se desarrollan en Grecia, sus personajes presentan un fuerte carácter romano, hablan como los romanos de la época y aparecen permanentes alusiones locales. Algunas de sus obras más conocidas son: Anfitrión, El mercader y El soldado fanfarrón.
  • Terencio (184-159 a. C.). Fue el segundo escritor de comedias más importante de la literatura romana y escribió seis comedias que llegaron completas hasta hoy. Sus obras tienen un carácter más reflexivo que las de Plauto, puesto que estaban dirigidas a un público culto y más refinado. Por otro lado, continúa con la idea de “contaminación” de su antecesor, tomando ideas y asuntos de varias comedias griegas a la vez. Algunas de sus obras más conocidas son: La suegra, Los hermanos y El verdugo de sí mismo.
  • Séneca (4 a. C.- 65 d. C.). Fue el único escritor latino de tragedias del que se conservan las obras. Nacido en España, fue preceptor del emperador Nerón y dirigía su literatura a un reducido grupo de gente sabia y culta. Al igual que los escritores de comedias, Séneca tomó de las tragedias griegas los temas y los personajes y los combinó libremente en sus creaciones. Algunas de sus tragedias son: Medea, Fedra y Tiestes.

Lírica

La poesía lírica se ocupa de las emociones y subjetividad de los poetas. En Roma no se tienen noticias de poetas de interés anteriores al siglo I a. C. Después de ese siglo, algunos de los mayores representantes fueron:

  • Lucrecio (98-55 a. C.) y Catulo (87-54 a. C.). Fueron los primeros líricos conocidos. De Lucrecio se conoce únicamente un poema extenso, escrito en hexámetros, llamado De la naturaleza. En él, el poeta retoma las ideas filosóficas, morales y religiosas de su maestro Epicuro. Catulo, por su parte, era miembro de la aristocracia romana y muchos de sus poemas tratan sobre sus amores con Clodia y describen a la sociedad de su tiempo.
  • Virgilio (71-19 a. C.). Fue el gran poeta romano y escribió poesía lírica y épica. Dentro de la poesía lírica se destacan las Bucólicas, un conjunto de diez églogas que tratan sobre la vida pastoril en la irreal Arcadia. También escribió las Geórgicas, un poema dividido en cuatro libros que trata sobre la agricultura, el cultivo de los campos, de los árboles, los animales y las abejas.
  • Horacio (65-8 a. C.). Es considerado el mejor poeta en lengua latina. Publicó el Libro de Epodos, dos libros de Sátiras, pero sus obras más reconocidas son sus Odas. Según los estudiosos, en estas poesías se alcanza la más bella expresión de la lírica latina. Horacio logra convertir lo cotidiano en poesía, y se conmueve ante un objeto, la luna, un pino o un ánfora. Más adelante escribió su Ars poética que es una pieza fundamental para comprender la mentalidad de los escritores clásicos ante la literatura.
  • Tibulo (60-19 a. C.) y Propercio (50-15 a. C.). Fueron dos poetas romanos que tomaron la elegía griega y la transformaron en algo más íntimo y subjetivo. De Tibulo se conocen dos libros de Elegías dedicadas a sus amores con distintas mujeres en un estilo elegante y delicado, mientras que Propercio presenta un estilo mucho más apasionado en sus Elegías a su amada Cintia.
  • Ovidio (43 a. C.-18 d. C.). Fue uno de los poetas más importantes e influyentes de la literatura romana. Escribió poemas eróticos, dedicados al amor, llenos de sutilezas e ironías, como El arte de amar o Remedios de amor, en los que aconseja a los hombres y mujeres en el arte amatorio. También escribió el poema Metamorfosis, en el que se remonta a la creación del mundo y llega hasta la muerte de César a partir de la narración de 250 leyendas en las que aparece algún tipo de transformación o metamorfosis.

Épica

La poesía épica se ocupa de narrar en verso los hechos legendarios del pasado y tiene como protagonistas a los héroes, que son el reflejo de lo que la sociedad que los crea tiene como modelo.

El más grande poeta épico latino fue Publio Virgilio Marón (71-19 a. C.) quien escribió La Eneida para dotar a Roma de un pasado legendario y emparentar al emperador Augusto con Eneas, hijo de Venus.

Virgilio era un escritor culto y basó su obra en las dos mayores epopeyas griegas: La Ilíada y La Odisea. En La Eneida se narra la historia de Eneas, un héroe troyano que escapa de Troya cuando es destruida por los aqueos y, después de un viaje lleno de aventuras, llega a Italia, su tierra prometida, donde deberá enfrentarse a distintos enemigos para obtener el trono.

Prosa

Además de la poesía y el teatro, los romanos cultivaron la historia y la oratoria. Algunos de sus exponentes más destacados fueron:

  • Cicerón (106-43 a. C.). Con él, la prosa clásica alcanzó su mayor perfección y belleza. En sus numerosos tratados abordó temas como la moral, la política, el derecho, la oratoria y los dioses. Sus obras más conocidas son Sobre la amistad, Sobre la vejez y Tusculanas. También es considerado uno de los mejores oradores de la historia, arte que puede apreciarse en sus Filípicas o Catilinarias, dos arengas políticas. Por otro lado, se dedicó a escribir tratados preceptivos sobre la retórica, como Del orador o De la invención.
  • Julio César (100-44 a. C.). Además de ser considerado una de las figuras políticas más importantes de la historia de Occidente, Julio César fue un gran escritor. En la época en la que vivió, era común que los generales romanos escribieran los “comentarios”, en lo que hacían una defensa de su gestión o de sus gestas. En la actualidad, se conocen dos obras escritas por Julio César: Comentarios a la guerra de las Galias y Comentarios a la guerra civil. Sus textos tienen una finalidad política y se destacan por un uso del lenguaje despojado y preciso.
  • Tito Livio (59 a. C.-17 d. C.). Escribió Desde la fundación de Roma, una obra de 142 libros de los que solamente 35 han llegado hasta la actualidad, que intenta abordar la historia de Roma desde sus inicios. Livio utiliza un estilo dramático, que no solamente busca informar a sus lectores, sino contagiarlos de su fuerte patriotismo.
  • Tácito (55-120). Escribió Historias, Anales, La Germania y Diálogo de oradores. En sus obras narra los acontecimientos sucedidos durante una época oscura del Imperio y analiza las acciones de los protagonistas y sus motivaciones con un estilo expresivo y ordenado.

Temas de la literatura romana

Algunos de los temas más importantes de la literatura romana son:

  • Amor y erotismo. El deseo y la pasión amorosa son temas recurrentes en la literatura romana. En este sentido, los poemas de Catulo exploran la pasión y el sufrimiento amoroso y las obras de Ovidio tratan sobre el arte de amar.
  • Política y poder. Muchos de los escritores romanos tuvieron una vida política activa y sus escritos están repletos de temas políticos. Algunos de estos escritores, como Julio César, escribieron sus obras para justificar sus decisiones, mientras que otros, como Séneca en sus tragedias, exploraron la corrupción y la ambición desmedidas.
  • Mitología y religión. Gracias a la influencia de los griegos, la literatura romana se basa muchas veces en temas propios de la mitología o la religión. Tal es el caso de la obra Metamorfosis de Ovidio, en la que narra la historia desde el origen del mundo a partir de mitos que tratan de una transformación.
  • Sátira social. La crítica a los vicios y debilidades de la sociedad romana es un tema recurrente en la literatura latina, especialmente en las comedias de Plauto y Terencio.
  • Filosofía y reflexión moral. La filosofía y las reflexiones sobre la moral son temas importantes de la literatura romana. Uno de los autores más destacados es Séneca, quien profesaba el estoicismo y escribió tratados morales sobre la ira, la providencia, la brevedad de la vida, la vida feliz, entre otros.

Historia de la literatura romana

La literatura romana puede separarse en diferentes períodos:

La Edad Arcaica (240 a. C.-78 a. C.)

  • Desarrollo y esplendor del teatro a partir de las figuras de Plauto y Terencio.
  • Madurez de la épica con figuras como Livio Andronico y su adaptación de la Odisea, Gneo Nevio y su Bellum Poenicum (su poema épico sobre la Primera Guerra Púnica) o Quinto Ennio y sus Annales.
  • Surgimiento de la sátira de la mano de Lucilio, con una poesía de intención moral que ridiculiza las costumbres romanas.

La Edad de Oro de la literatura latina (78 a. C.-14 d. C.)

  • Los años finales de la República (78 a. C.-43 a. C.):
    Apogeo de la prosa a partir de las obras de Julio César y Cicerón.
    Madurez de la poesía a partir de los poemas de Catulo.
  • El período de Augusto (43 a. C.-14 d. C.):
    Edad de oro de la poesía latina con autores como Virgilio, Propercio, Horacio y Ovidio.
    Edad de oro de la épica latina a partir de la creación de La Eneida de Virgilio.
    Gran desarrollo de la historiografía de la mano de Tito Livio.

La literatura latina en la edad imperial (14-235)

  • La Primera Edad Imperial (14-117)
    Surgimiento de nuevos géneros menos ambiciosos para satisfacer a un público que ya no tenía tantas pretensiones: poesía de evasión, biografías, tratados culinarios, tratados de juegos, horóscopos, textos mágicos o cuentos. Nacimiento de la novela con Petronio y su Satyricon.
    Apogeo de los epigramas, composiciones poéticas breves que expresan pensamientos ingeniosos, de la mano de Marcial (40-103)
  • La Edad Media Imperial (117-235)
    Primeros momentos de la literatura cristiana con géneros como la hagiografía, la homilía o los martyrum.

La Antigüedad Tardía (siglos III, IV y V)

  • Mantenimiento de géneros clásicos como la retórica, la oratoria, la epístola, la literatura científica y la historiografía.
  • Surgimiento de la poesía cristiana con autores como San Ambrosio (340-397) o Aurelio Clemente Prudencio (348-413).

Ejercicio: literatura romana

Sigue con:

Referencias

  • Jiménez Calvente T. (2005). “La Literatura Latina Antigua en su desarrollo cronológico: la periodización” en Liceus
  • Riquer, Martín de, y Valverde, José María (2018). Historia de la literatura universal I. Gredos.
  • Ortiz Aguirre, E. (2019). Breve historia de la literatura universal. Nowtilus.

Cómo citar

"Literatura romana". Autor: Catalina Travi. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/literatura-romana/. Última edición: diciembre 11, 2023. Consultado: febrero 22, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Catalina Travi

Profesora en Letras (Universidad Católica Argentina)

Revisado por: Inés Iraeta

Licenciada en Comunicación Periodística (Universidad Católica Argentina)

Última edición: diciembre 11, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)