La leyenda de la Llorona

La leyenda de la Llorona es una leyenda de origen mexicano que se ha extendido por toda Latinoamérica y, por eso, es común encontrarse con distintas versiones de la historia. Sin embargo, todas tratan sobre la aparición fantasmal de una mujer vestida de blanco que lamenta la muerte de sus hijos.

Resumen de la leyenda de la Llorona

Hace muchísimos años existía en México una hermosa mujer azteca que estaba enamorada de un español y de cuya unión nacieron tres hijos. Una mañana, la mujer descubrió que el hombre los había abandonado y cayó en la más profunda desesperación.

Presa de un ataque de celos y tristeza, se acercó al río y allí mató a sus tres hijos como venganza por el abandono.

Dicen que al caer en la cuenta de lo que había hecho, la mujer se internó en el río y nunca más se supo nada de ella. Los habitantes del lugar todavía oyen los lamentos de la mujer que llama a sus hijos gritando “¡Ay, mis hijos!”.

Análisis de la leyenda de la Llorona

La leyenda de la Llorona se expandió por toda Latinoamérica y se convirtió en una parte importante del acervo cultural de este continente. La leyenda tiene múltiples interpretaciones según la zona en la que aparece la Llorona. Por lo general, su aparición se relaciona con la inminencia de sucesos trágicos o posee un carácter aleccionador para los hombres infieles y para las mujeres que cometen actos terribles contra sus hijos.

Algunas de sus características son:

  • Simbolismo. Existen elementos que se repiten en todas las versiones de la leyenda de la Llorona. Estos son:
    • Agua. El agua aparece siempre, ya sea en forma de río, lago o laguna. Por lo general, el agua simboliza la vida y la fertilidad, pero su contracara es la muerte. Por eso, el espectro de la Llorona aparece relacionado a este elemento.
    • Vestido blanco. En casi todas las versiones, la Llorona aparece vestida de blanco y a veces, incluso, vestida de novia. El blanco suele relacionarse con los fantasmas que, al contrastar con la oscuridad de la noche, se vuelven aterradores.
    • Gritos. El grito característico de la Llorona es “¡Ay, mis hijos!” y suele interpretarse como señal de mal agüero. Por otro lado, algunos estudiosos consideran que la leyenda de la Llorona puede interpretarse en clave histórica: los gritos de la madre son el resultado de la tragedia de los pueblos americanos en manos de los conquistadores españoles.
  • Aspecto de la Llorona. En casi todas las versiones de esta leyenda, la Llorona aparece vestida de blanco con largos cabellos negros. A veces se la representa como una mujer hermosa y otras como una calavera sin ojos.
  • Comportamiento de la Llorona. En todas las versiones de la leyenda, la Llorona aparece para asustar a las mujeres y a los que vagan por la noche. Por un lado, la leyenda tiene un carácter aleccionador, porque muestra el castigo al que son sometidas las mujeres que van contra la naturaleza al deshacerse de sus hijos. Por otro lado, el fantasma también cumple una misión de venganza, al aparecer delante de los hombres infieles o alcohólicos para castigarlos.

Historia de la leyenda de la Llorona

La Llorona es un personaje legendario, que encuentra sus orígenes en la mixtura entre la cultura azteca y la española. No hay referencias a ningún personaje histórico que podría haber inspirado la figura de la Llorona y, por su carácter de leyenda, su autor es anónimo o, dicho en otras palabras, es producto de una creación colectiva que pasa oralmente de generación en generación.

Se cree que la leyenda de la Llorona es el resultado de una serie de antecedentes propios de la cultura prehispánica y de la cultura española que se relacionan con el infanticidio, las lágrimas y el llanto, el río o el lago y la relación madre-hijo. Por lo que la leyenda no puede considerarse solamente heredera de un mito prehispánico, sino que se construyó después del encuentro entre las dos culturas, y cada una aportó sus antecedentes para incluirlos en la historia.

Por ejemplo, la cultura azteca tenía a las cihuateteo, que eran espíritus femeninos encarnados que pertenecían a mujeres que habían muerto en el parto y que se aparecían en los caminos llorando por sus hijos.

También se cree que el lamento de la Llorona: “¡Ay, mis hijos! ¿Dónde me los llevaré?” proviene del presagio que hacía referencia a los aztecas que iban a caer en manos de los conquistadores en Moctezuma.

Algunos estudiosos creen que los españoles, por su parte, superpusieron sus valores a las leyendas prehispánicas, y en este caso, le agregaron la idea de que la mujer lloraba porque era ella misma quien había matado a sus hijos y aparecía como alma en pena para advertir sobre el riesgo que corrían las mujeres malas.

Sigue con:

Referencias

  • Martos García, A., & Martos García, A.  (2015). Nuevas lecturas de la Llorona: imaginarios, identidad y discurso parabólico. Universum. Revista de Humanidades y Ciencias Sociales.
  • Sáenz-Llano, Raquel. (2019). “La Llorona": evolución, ideología y uso en el mundo hispano. LSU Master's Theses.

Ejercicio: la leyenda de la Llorona

Cómo citar

"La leyenda de la Llorona". Autor: Catalina Travi. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/la-leyenda-de-la-llorona/. Última edición: febrero 29, 2024. Consultado: abril 9, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Catalina Travi

Profesora en Letras (Universidad Católica Argentina)

Revisado por: Inés Iraeta

Licenciada en Comunicación Periodística (Universidad Católica Argentina)

Última edición: febrero 29, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)