Ironía

La ironía es una figura retórica que se utiliza para expresar algo diferente a lo que se dice literalmente.

Ejemplos de ironía:

  • ¡Qué hermosa vista la de este apartamento! (Cuando la ventana da a una pared).
  • ¡Qué buen saque tienes! (Un jugador le dice a su oponente al ver que ha enviado la pelota fuera de la cancha).
  • A ti sí que te va mal, ¡eh! (Un amigo le dice a otro al que no ve hace mucho tiempo y luce espectacular).

La ironía es un modo de expresión por el cual se transmite algo muy distinto, hasta incluso contrario, de lo que se verbaliza. Etimológicamente, la palabra procede del griego eirōneía, que significa ‘ignorancia fingida’. Esta figura literaria emplea no solo la palabra, sino también un tono y una gesticulación especiales, por lo general con un propósito de burla.

Comúnmente, la ironía se encuentra en la vida cotidiana, las redes sociales (por ejemplo, en los memes) y los textos literarios. Constituye un fenómeno pragmático, porque incorpora tres elementos importantes para este campo: el contexto de situación, la intención del hablante y la interpretación del oyente.

El lenguaje irónico es solo adecuado en ciertas situaciones, en las que el interlocutor puede decodificar el mensaje de forma correcta. De esta manera, la ironía se deduce de lo que dice y cómo lo dice el emisor, y del contexto en el que se la enuncia. No se trata de un significado explícito que se pueda comprender de forma literal.

Tipos de ironía

Hay varios tipos de ironía, cada uno con sus características específicas. Algunos de los más comunes son:

  • Ironía verbal. Se produce cuando se dice algo, pero se quiere dar a entender lo contrario. Puede manifestarse a través de sarcasmo, contradicción o un significado opuesto al sentido literal de las palabras.
    Por ejemplo: decir ¡Qué día más hermoso! cuando llueve torrencialmente.
  • Ironía dramática. Se produce cuando, en obras literarias o teatrales, el lector o el público sabe más que los personajes sobre una situación determinada. Esto crea una tensión dramática. Dentro de este tipo, se encuentra la ironía trágica.
    Por ejemplo: en el acto 5, escena 3 de Romeo y Julieta, de William Shakespeare, Romeo se encuentra en el sepulcro donde yace Julieta, a quien cree muerta. Romeo toma veneno para unirse a ella en la muerte. En ese momento, los espectadores conocen la verdad, saben que Julieta está viva y a punto de despertar.
  • Ironía de la situación. Se produce cuando hay una discrepancia entre lo que se espera que suceda y lo que realmente ocurre en una situación específica. Esta ironía se basa en las circunstancias y eventos que generan un contraste entre lo anticipado y lo que sucede.
    Por ejemplo: un letrero que dice Estacionamiento para clientes frente a un edificio abandonado.

Ejemplos de ironía

  1. ¡Pero tú sí que eres muy inteligente!
    (Cuando alguien comete un error evidente).
  2. ¡Menos mal que el avión es el medio más seguro!
    (Cuando se escucha que hubo un aterrizaje forzoso).
  3. No tienes nada de hambre, ¿no?
    (Cuando se ve al compañero comer todo lo que está servido).
  4. ¡Me hace muy feliz trabajar los 365 días del año!
    (Una joven tomando sol en la playa).
  5. Parece que sabes lavar muy bien la ropa…
    (Un amigo al otro, viendo su camisa con manchas).
  6. ¡Qué lindo es escucharte hablar, tío!
    (Cuando un familiar se queja en la cena de Navidad).
  7. Tu habitación está reluciente, hijo.
    (Una madre en el cuarto desordenado del hijo).
  8. Pasamos una noche inolvidable.
    (Padres primerizos, tras una noche en vela por los llantos de su bebé).
  9. ¡Qué bueno que no tenía nada mejor que hacer hoy!
    (Un joven cuando le toca trabajar doble turno el día de su cumpleaños).
  10. Gracias por el consejo; es muy oportuno.
    (Cuando alguien da una recomendación luego de que haya sucedido lo contrario).
  11. ¡Qué ambiente tan ordenado y profesional tenemos!
    (En una oficina toda desordenada).
  12. ¡Qué bien que está la tía!
    (Cuando alguien se olvida que tenía que ir a visitar a su tía).
  13. ¡Qué bello el clima caribeño que está haciendo!
    (Cuando hay heladas en la ciudad).
  14. ¡Qué elegante fue tu caída!
    (Cuando alguien se tropieza y cae).
  15. ¡Vaya, qué entretenida ha sido la función!
    (Tras una obra teatral aburridísima).
  16. ¡La comida estuvo deliciosa!
    (Tras no haber probado bocado por la cantidad de sal que tenía).
  17. Hoy es el mejor día de mi vida.
    (Tras recibir una multa de tránsito).
  18. ¡Qué buen pastel de chocolate!
    (Cuando la torta de vainilla se quema).
  19. ¡Qué desorganizado eres!
    (Frente a alguien muy organizado).
  20. Vino poca gente, ¿no?
    (Frente a una convocatoria masiva).

Diferencia entre ironía y sarcasmo

Existen varias figuras retóricas relacionadas con la ironía. Una de ellas es el sarcasmo. Sus principales diferencias son:

AspectoIroníaSarcasmo
DefiniciónExpresión que comunica lo opuesto a lo que se dice literalmente.Expresión que utiliza la ironía para burlarse, humillar, ridiculizar o encubrir una queja.
IntenciónPuede ser humorística, crítica o satírica, sin necesariamente ser hiriente.Tiene una intención más agresiva y puede ser dañino o hiriente.
TonoPuede ser sutil, más suave o menos evidente.Suele ser más obvio, directo y ácido.
PropósitoPuede ser utilizada para generar reflexión, humor o crítica social.Tiende a herir o molestar a la persona a la que va dirigido.
Ejemplo  ¡Qué buen día para un paseo! (En medio de una tormenta).¡Claro, tu puntualidad es legendaria! (Ante alguien que llega tarde constantemente).

Otras figuras retóricas relacionadas con la ironía son:

  • Antífrasis. Cuando se nombra a algo con cualidades contrarias.
    Por ejemplo: ¡Qué novedoso! (A algo pasado de moda).
  • Asteísmo. Cuando se finge una desaprobación para realizar una alabanza.
    Por ejemplo: Me parece que debes ejercitarte más. (A una persona musculosa).
  • Carientismo. Cuando se usa una expresión que parece verdadera para burlarse.
    Por ejemplo: ¡Qué bien resuelves el problema! (A una persona que llora en lugar de arreglar el conflicto).
  • Cleuasmo. Cuando se atribuye al otro nuestras características positivas y a nosotros, sus malas.
    Por ejemplo: ¡Estás sacando excelentes calificaciones y yo, unas muy malas! (Cuando en realidad es a la inversa).
  • Mímesis. Cuando se imita al otro para ridiculizarlo.
    Por ejemplo: ¡Me llamo Patricia y estoy enamorada! (Cuando en verdad soy Rita).

Referencias

  • Alvarado Ortega, M. B. (2006). Las marcas de la ironía. Universidad de Alicante.
  • Barreras, A. (2002). El estudio de la ironía en el texto literario. Cuadernos de investigación filológica, pp. 27-28.
  • Malewitz R. (2019) ¿Qué es la ironía? Guía de Términos Literarios de OSU. Oregon State University.

Sigue con:

Ejercicio: ironía

Cómo citar

"Ironía". Autor: Vanesa Rabotnikof. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/ironia/. Última edición: diciembre 31, 2023. Consultado: febrero 22, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Vanesa Rabotnikof

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires). Especialización en Edición (Universidad Nacional de La Plata).

Revisado por: Inés Iraeta

Licenciada en Comunicación Periodística (Universidad Católica Argentina)

Última edición: diciembre 31, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)