Elipsis

La elipsis es una figura retórica o literaria que consiste en eliminar una palabra, una construcción, una oración o una parte de un texto con diversos fines.

Ejemplo de elipsis:

A Pablo le gustan las películas de ciencia ficción. A mí, las de aventuras.
(En la segunda oración, se eliden me gustan y películas para evitar repetir términos similares).

La elipsis se puede utilizar cuando el elemento eliminado se sobreentiende por el contexto o porque se lo mencionó previamente. Sin embargo, en algunos casos, el elemento omitido no es obvio ni mencionado para generar un efecto de ambigüedad. Por ejemplo:

“No es la soledad con alas,
es el silencio de la prisionera,
es la mudez de pájaros y viento,
es el mundo enojado con mi risa
o los guardianes del infierno
rompiendo mis cartas”.

(“Peregrinaje”, de Alejandra Pizarnik)

En este caso, no es claro qué se describe en el poema, porque la finalidad es que la composición tenga un sentido abierto o ambiguo.

Además, en muchos textos narrativos, se utiliza la elipsis para suprimir fragmentos y saltearse episodios que no son necesarios o que se mencionan después. Por ejemplo:

“La cólera canta, oh diosa, del Pelida Aquiles,
maldita, que causó a los aqueos incontables dolores,
precipitó al Hades muchas valientes vidas
de héroes y a ellos mismos los hizo presa para los perros
y para todas las aves —y así se cumplía el plan de Zeus—,
desde que por primera vez se separaron tras haber reñido
el Atrida, soberano de hombres, y Aquiles, de la casta de Zeus”.

(Ilíada, de Homero, traducción de E. Crespo)

Este poema épico comienza in media res, es decir, que se suprimió el comienzo del relato.

Importante: La elipsis también es un recurso lingüístico que consiste en no mencionar un elemento porque es obvio en el contexto, con el objetivo de lograr un texto cohesivo y evitar la redundancia. En el caso de que la palabra suprimida sea un verbo, se lo reemplaza con una coma (,). Por ejemplo: María tiene un automóvil y Juan, una bicicleta.

Tipos de elipsis

Existen distintos tipos de elipsis:

  • Braquilogía. Consiste en suprimir un elemento, que puede ser una palabra, una construcción o una oración.
    Por ejemplo: Hubiera hecho lo mismo. Se omite la primera parte de la oración: Si hubiera estado en tu lugar.
  • Reticencia. Consiste en reemplazar con puntos suspensivos aquello que se suprime.
    Por ejemplo: Cuando llegué al campo, recordé que…
  • Zeugma. Consiste en suprimir un verbo.
    Por ejemplo: En el campo, las vacas, el trigo y la casa. Se suprime el verbo estar.

Ejemplos de elipsis

  1. Hace dos semanas había muchas flores en el jardín, hoy, no tantas.
    Se elide el verbo haber.
  2. Juan cocinó el postre, Jimena, el pastel.
    Se elide el verbo cocinar.
  3. Comí un helado con chispas de chocolate y merengues.
    Se elide la preposición con.
  4. El caballero era muy valiente, pero el rey, más.
    Se eliden el verbo ser y el adjetivo valiente.
  5. La casa es muy linda. Tiene tres pisos y cinco habitaciones.
    Se elide la construcción la casa.
  6. “Consuelo dulce el clavel
    es a la breve edad mía,
    pues quien me concedió un día,
    dos apenas le dio a él:
    efímeras del vergel,
    yo cárdena, él carmesí
    Aprended, flores, en mí”.
    (“Aprended, flores, en mí”, de Luis de Góngora)
    Se suprime un verbo entre yo y cárdena y entre él y carmesí.
  7. “Salime al campo, vi que el sol bebía
    los arroyos del hielo desatados;
    y del monte quejosos los ganados,
    que con sombras hurtó su luz al día”.
    (“Enseña cómo todas las cosas avisan de la muerte”, de Francisco de Quevedo)
    En este caso, se elide entre del monte quejosos y los ganados el verbo bebía, que se menciona en el primer verso.
  8. “Amado dueño mío,
    escucha un rato mis cansadas quejas,
    pues del viento las fío,
    que breve las conduzca á tus orejas:
    si no se desvanece el triste acento,
    como mis esperanzas, en el viento”.
    (“Quejas de amor ausente”, de Sor Juana Inés de la Cruz)
    En este caso, hay elipsis del verbo desvanecer entre mis esperanzas y en el viento.
  9. “Es una hermosa noche de verano.
    Tienen las altas casas
    abiertos los balcones
    del viejo pueblo a la anchurosa plaza.
    En el amplio rectángulo desierto,
    bancos de piedra, evónimos y acacias
    simétricos dibujan
    sus negras sombras en la arena blanca.
    En el cénit, la luna, y en la torre,
    la esfera del reloj iluminada.
    Yo en este viejo pueblo paseando
    solo, como un fantasma”.
    (“Noche de verano”, de Antonio Machado)
    En este poema, se elide el verbo estar entre en el cénit y la luna, y entre en la torre y la esfera del reloj iluminada.
  10. “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”.
    (El dinosaurio, Augusto Monterroso)
    En este microrrelato, se elide mucha información, por ejemplo, quién es la persona que despertó, dónde transcurre la historia y por qué habría un dinosaurio. Por lo tanto, se produce un efecto de ambigüedad.

Referencias

  • Beristáin, H. (1995). Diccionario de retórica y poética. Porrúa.
  • Fernández, V. H. (2018). Diccionario práctico de figuras retóricas y términos afines: Tropos, figuras de pensamiento, de lenguaje, de construcción, de dicción y otras curiosidades. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.
  • Marchese, A. y Forradellas, J. (2007). Diccionario de retórica, crítica y terminología literaria. Ariel.

Sigue con:

Ejercicio: elipsis

Cómo citar

"Elipsis". Autor: Carla Giani. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/elipsis/. Última edición: marzo 18, 2024. Consultado: abril 9, 2024. Año: 2024.

Sobre el autor

Autor: Carla Giani

Profesora en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Última edición: marzo 18, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)