Elementos paralingüísticos

Los elementos paralingüísticos o paraverbales son los sonidos vocales no verbales que realizan los individuos y que, por lo general, complementan a los mensajes verbales.

Ejemplos de elementos paralingüísticos:

  • La risa de una persona frente a un chiste, que muestra que le causó gracia.
  • El bostezo de una personaen una cena porque el tema de conversación le produce aburrimiento.
  • El cambio en el tono de voz de una persona para manifestar alegría al decir: “¡Feliz cumpleaños!”.

En las conversaciones, los elementos paralingüísticos manifiestan estados de ánimo o intenciones comunicativas. Pueden ocurrir antes, durante o después de un mensaje verbal, y suelen modificar el sentido de los enunciados: a veces pueden reforzar la información que se transmite y otras veces pueden contradecirla. Por lo tanto, se considera que la comunicación paralingüística es un complemento de la comunicación lingüística. Por ejemplo:

  • Una persona relata una historia de misterio y realiza una pausa para complementar el suspenso de la narración.
  • Una persona dice “¡Qué buena película!” y después se ríe para manifestar que el mensaje anterior fue irónico.

El lenguaje paralingüístico se diferencia del lingüístico porque no se realiza mediante palabras. Sin embargo, comparten una característica distintiva, y es que tanto los elementos paralingüísticos como las palabras son producidos por el aparato fonador, es decir, la laringe, las cuerdas vocales, los labios, la lengua, la nariz, entre otros.

Importante: Si bien se suele considerar que los elementos paralingüísticos solo aparecen en la comunicación oral, hay autores que sostienen que el tipo y el tamaño de la letra, la organización del texto, la puntuación, entre otros, son elementos paralingüísticos del lenguaje escrito.

Tipos de elementos paralingüísticos

Existen cuatro tipos de elementos paralingüísticos: cualidades y modificadores fónicos, sonidos fisiológicos emocionales, elementos cuasiléxicos y pausas y silencios.

Cualidades y modificadores fónicos

Las cualidades y los modificadores fónicos alteran la voz para expresar felicidad, tristeza, miedo, duda, certeza, ironía, realce, entre otros. Estos elementos paralingüísticos son los cambios que se producen en el tono, el timbre, el volumen, el tipo de voz y el ritmo. Por ejemplo:

  • Una persona que dice “¡Qué bueno verte!” con un tono ascendente expresa alegría.
  • Una persona que dice “Buenos días” a un volumen muy bajo manifiesta vergüenza.
  • Una persona que expone un proyecto laboral con un ritmo constante expresa seguridad y confianza.

Sonidos fisiológicos emocionales

Los sonidos fisiológicos emocionales suelen ser respuestas corporales que representan distintas emociones o mensajes no verbales, y pueden acompañar al mensaje lingüístico de un emisor o ser una contestación del receptor.

Estos elementos paralingüísticos son la risa, el llanto, el carraspeo, la espiración de aire, entre otros. Por ejemplo:

  • Una persona se aclara la garganta después de decir “No sé quién habrá comido la última porción de pastel” para indicar que supone que fue el interlocutor.
  • Una persona solloza mientras dice “Qué película tan triste”, lo que refuerza el mensaje verbal.
  • Una persona resopla para expresar fastidio.

Elementos cuasiléxicos

Los elementos cuasiléxicos son sonidos que no tienen un significado específico, pero poseen un sentido convencional compartido por una comunidad de hablantes. Se emplean para expresar sentimientos y emociones o imitar ruidos, entre otros.

Estos elementos paralingüísticos son algunas interjecciones y onomatopeyas, el chasquido de la lengua, el gruñido, el ronquido, entre otros. Por ejemplo:

  • Una persona dice “runrún” para imitar el sonido del motor de un auto.
  • Una persona imita el ladrido de un perro para hacer un chiste.
  • Una persona realiza el sonido de un ronquido para expresar aburrimiento.

Pausas y silencios

Las pausas son silencios muy breves que indican que un hablante terminó de emitir un mensaje o marcan suspenso en el relato, entre otros. Los silencios son más prolongados y manifiestan distintas actitudes, como duda, falta de comprensión de un mensaje o nervios. Por ejemplo:

  • Una persona realiza una pausa después de una pregunta para indicar que el interlocutor debe contestar.
  • Una persona se queda en silencio ante una pregunta en un examen oral porque no sabe la respuesta.
  • Una persona realiza una pausa antes de reformular lo que dijo previamente.

Ejemplos de elementos paralingüísticos

  1. El tono serio de una persona al dar un discurso para demostrar seguridad, confianza y credibilidad.
  2. El realce de una palabra en un enunciado para enfatizarla.
  3. El tono elevado al gritar “¡Qué susto!” para expresar miedo.
  4. El suspiro de una persona que expresa que desconfía de lo que dijo el interlocutor.
  5. El castañeo de los dientes de una persona, que indica que está ansiosa.
  6. El sonido “Mmm” para expresar duda.
  7. La onomatopeya “Zas” que emite una persona para imitar el ruido de un golpe.
  8. Un chistido para llamar la atención de alguien.
  9. La pausa que realiza una persona antes de contar el remate de un chiste.
  10. La pausa que se realiza al final de una pregunta para indicar que se espera la respuesta del interlocutor.

Sigue con:

Ejercicios: elementos paralingüísticos

Referencias

  • Gómez Torres, N. (2013). El paralenguaje: un aporte a la enseñanza de español como lengua extranjera. Revista Digital Palabra, 2(1), 16-29.
  • Poyatos, F. (2003). La comunicación no verbal: algunas de sus perspectivas de estudio e investigación. Revista de Investigación Lingüística, 6(2), 67-83.
  • Zabalbeascoa, P. (2001). El texto audiovisual: factores semióticos y traducción. Doble o nada, 1, 112-126.

Cómo citar

"Elementos paralingüísticos". Autor: Carla Giani. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/elementos-paralinguisticos/. Última edición: marzo 20, 2024. Consultado: abril 9, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Carla Giani

Profesora en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Revisado por: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires)

Última edición: marzo 20, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)