Adverbios de tiempo

Los adverbios de tiempo son una clase de adverbios que dan información sobre el momento en que se realiza la acción verbal, y pueden indicar anterioridad, simultaneidad o posterioridad.

Ejemplos de adverbios de tiempo: ahora, hoy, luego, frecuentemente, pronto, después.  

  • Ahora voy a contestar todas sus dudas.
  • Hoy iremos al supermercado y luego a visitar a la abuela.
  • Eugenia camina por el parque frecuentemente.
  • Pronto comenzará la primavera.
  • Tómate un descanso después de trabajar.

Los adverbios son palabras invariables que funcionan como modificadores de verbos, adjetivos u otros adverbios. En el caso de los adverbios de tiempo o temporales, cumplen la función de complementos circunstanciales de tiempo y también pueden ser modificadores oracionales.

Por ejemplo:

  • Visitamos a Sandra antenoche.
  • Frecuentemente, tiene dolores de cabeza.

Además de los adverbios de tiempo, existen las locuciones adverbiales temporales, que son expresiones fijas formadas por varias palabras y que cumplen las mismas funciones que un adverbio. Por ejemplo: en este momento, con frecuencia, por ahora.

¿Cuáles son los adverbios de tiempo?

ADVERBIOS DE TIEMPO
actualmenteentoncesposteriormente
ahoraentretantopreviamente
anocheesporádicamenteprontamente
anteanochefrecuentementepronto
anteayerhabitualmenterecién
anteriormentehoyrecientemente
antes inmediatamentesemanalmente
antiguamenteinstantáneamentesemestralmente
asiduamentejamássiempre
aúnlargamentetarde
ayerluegotemporalmente
cotidianamentemañanatemprano
despuésnuncatodavía
diariamenteocasionalmenteúltimamente
enseguidapermanentementeya

Ejemplos de oraciones con adverbios de tiempo

  1. Antiguamente, este edificio funcionaba como una escuela.
  2. Ayer Patricio y su esposa fueron al cine a ver una película de terror.
  3. Mañana iré al dentista para que me revisen los dientes.
  4. La abuela siempre desayuna temprano.
  5. Pasado mañana saldremos a cenar a un restaurante italiano muy bueno.
  6. Antes de marcharte, por favor, termina la tarea que te solicité.
  7. Próximamente, tendré una reunión importante con un empresario textil.
  8. Hoy no puedo ir a la fiesta porque tengo que estudiar para el examen de mañana.
  9. La familia Gómez se mudó a la casa de la playa temporalmente.
  10. Ahora mismo los alumnos están terminando el ensayo para la clase de literatura.
  11. Próximamente voy a empezar un curso de inglés para mejorar mi nivel.
  12. Martín toma el autobús muy tarde.
  13. Antes de salir de casa, siempre reviso si llevo las llaves.
  14. Después de la cena, Pedro suele relajarse leyendo un libro.
  15. A menudo, Tomás y Lucía se juntan a tomar un café.
  16. Actualmente mi prima Eva está trabajando para una empresa de marketing digital.
  17. Ahora disfrutaré del postre, luego haré ejercicio.
  18. Mi pareja y yo hablamos de vivir juntos reiteradamente, pero no concretamos.
  19. Enseguida que terminó el partido, los jugadores se retiraron al vestuario.
  20. Instantáneamente me di cuenta de que había cometido un error al enviar el correo electrónico.
  21. Ella no ha llegado aún.
  22. Mi sobrina todavía no sabe qué carrera estudiar.
  23. Le pasaron el turno de la peluquería para más tarde.
  24. ¡Ya quiero irme de vacaciones!
  25. Nunca sabe qué decir cuando la ve.

Tipos de adverbios de tiempo

Según su significado, los adverbios y las locuciones adverbiales de tiempo suelen clasificarse en referenciales, de duración y de frecuencia.

  • Adverbios de tiempo referenciales. Localizan la acción en una línea temporal, ya sea indicando anterioridad, simultaneidad o posterioridad. Se subdividen en dos grupos:
    • Adverbios de localización temporal. Sitúan cronológicamente determinado hecho y aparecen dentro del grupo verbal al que modifican.
      Por ejemplo: No pude dormir nada anoche.
    • Adverbios de marco. Introducen una temporalidad a modo de encuadre del suceso descripto y suelen aparecer al principio de la oración, separados por una coma.
      Por ejemplo: Últimamente, el insomnio me invade.
  • Adverbios de duración. Expresan el tiempo que permanece la situación descripta por el predicado al que modifican, desde su inicio hasta su fin.
    Por ejemplo: Siempre debo corregir cómo escriben mi apellido.
  • Adverbios de frecuencia. Indican la sucesión del proceso verbal que modifican. Se subdividen en dos grupos:
    • Adverbios de frecuencia imprecisa o indeterminada. Expresan regularidad inespecífica, por lo que tienen la capacidad de introducir contextos genéricos.
      Por ejemplo: A menudo, un gato que mueve la cola expresa incomodidad.
      Además, suelen admitir modificadores de grado.
      Por ejemplo: Mi padre viaja al exterior muy frecuentemente.
    • Adverbios de frecuencia precisa o determinada. Indican el número de veces en que se realiza el proceso. No admiten gradación y reciben una interpretación distributiva.
      Por ejemplo: Semanalmente, Ofelia realiza deportes.

Otros tipos de adverbios

Además de los adverbios de tiempo, existen otras clases de adverbios en función de su significado:

  • Adverbios de modo. Indican la forma en que se desarrolla la acción del verbo.
    Por ejemplo: así, bien, mejor.
  • Adverbios de duda. Expresan incertidumbre o falta de certeza.
    Por ejemplo: acaso, quizá, posiblemente.
  • Adverbios de lugar. Indican el sitio en que se desarrolla la acción del verbo.
    Por ejemplo: aquí, allá, delante.
  • Adverbios de cantidad. Indican la información cuantitativa de determinada acción del verbo.
    Por ejemplo: nada, mucho, poco.
  • Adverbios relativos. Introducen oraciones subordinadas.
    Por ejemplo: cuanto, como, donde.
  • Adverbios de negación. Niegan o rechazan algo.
    Por ejemplo: no, nunca, tampoco.
  • Adverbios de afirmación. Confirman, sostienen o aseguran algo.
    Por ejemplo: sí, también, claro.
  • Adverbios de orden. Indican el orden en que se suceden los hechos.
    Por ejemplo: inicialmente, luego, finalmente.
  • Adverbios de deseo. Expresan el anhelo de que se realice cierta acción.
    Por ejemplo: ojalá, así.
  • Adverbios interrogativos y exclamativos. Introducen oraciones interrogativas o exclamativas.
    Por ejemplo: cuánto, qué, dónde.
  • Adverbios comparativos. Realizan una comparación entre dos o más elementos presentes en la oración.
    Por ejemplo: tan, mejor, igual.

Sigue con:

Ejercicio: adverbios de tiempo

Referencias

  • García Negroni, M. M. (2016). Para escribir bien en español. Claves para una corrección de estilo. Waldhuter.
  • Real Academia Española. (2010). Nueva gramática de la lengua española. Espasa.

Cómo citar

"Adverbios de tiempo". Autor: Vanesa Rabotnikof. De: Argentina. Para: Enciclopedia del Lenguaje. Disponible en: https://lenguaje.com/adverbios-de-tiempo/. Última edición: enero 11, 2024. Consultado: abril 9, 2024. Año: 2023.

Sobre el autor

Autor: Vanesa Rabotnikof

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires). Especialización en Edición (Universidad Nacional de La Plata).

Revisado por: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires)

Última edición: enero 11, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)